Declarando el Fin desde el Principio

Pérgamo | 3er Capítulo

3.3. Pérgamo: [Evangélicos] (Ap.2:12-17)
En la categoría representada por esta congregación se encuentran muchas de las denominaciones “Cristianas” que conocen el Nombre Yahwéh, pero de todas formas usan la palabra Dios, por lo que sin saberlo hacen altares (Lugares Altos) para Satán, según lo describe Yahwéh en el mensaje a esta iglesia, ya que geográficamente hablando, Pérgamo estaba ubicado en lo que hoy se conoce como Turquía, y en el momento en que se escribió el Apocalipsis, era ahí donde se encontraba el altar principal de Zeus, nombre que con el pasar del tiempo llegó a convertirse en el título “Dios” (Zeus = Theus = Deus = Dios) y que es a quien la Escritura en esta carta llama Satán, título que en Español significa “Enemigo” o “Adversario”. 

Apocalipsis 2:12-17 [Venus] (1ro de Sukkot) {2do Éxodo}
»Escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo [“Lugar Alto”]:
»“El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto: »”‘Yo conozco tus obras y dónde habitas: donde está el trono de Satán [Zeus=Dios]. Pero retienes mi Nombre [Yahwéh] y no has negado mi fe ni aun en los días en que Antipas [“En vez del Padre”], mi Testigo Fiel, fue muerto entre vosotros, donde habita Satán [Dios]. Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Bilaam [“Quien no es del Pueblo”], que enseñaba a Balac [“Devastador”/“Vacío”] a poner tropiezo ante los hijos de Yisrael, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos [creer doctrinas de demonios] y a cometer fornicación [idolatrar]. Y también tienes a los que retienen la doctrina de los Nicolaítas [“Los que Destruyen al Pueblo”], la que yo aborrezco. Por tanto, arrepiéntete, pues si no, vendré pronto hasta ti y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré de comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca y en la piedrecita un nombre nuevo escrito, el cual nadie conoce sino el que lo recibe.’”

Características de Pérgamo:

    • Habitan donde está el Trono de Satán (Zeus=Dios).
    • Conocen el Nombre del Padre (Yahwéh), pero no el del Hijo, aunque creen en Él.
    • Retienen la doctrina de Bilaam (el Falso Profeta, que enseña mentira e idolatría).
    • Retienen la doctrina de los Nicolaítas (Sacerdotes que destruyen el Pueblo).
    • Durante la 2da Manifestación, Yahwéh pelea contra ellos a través de la Palabra.
    • A los vencedores se les dará la vida eterna al resucitar y un nombre nuevo.

3.3.1. Trono de Satán = Altar de Zeus [Dios] 

El altar de Zeus en Pérgamo, al que se refiere la Escritura en esta carta, fue erigido por el rey Griego Eumenes II (197-159 A.M.), en memoria de su padre, Atalo I. Este templo no sólo fue dedicado a Zeus, sino también a Atenea, la diosa de la guerra y las artes, de la justicia y la habilidad, sabiduría y estrategia, quien se convirtió en la “patrona y protectora” de Pérgamo y que originalmente era representada por Venus, el planeta que simboliza a esta congregación. En el siglo 19, Carl Humann, un ingeniero, arquitecto y arqueólogo alemán, descubrió el altar y con el permiso del Imperio Otomano, inició su excavación en 1878; al finalizar, lo trasladó a Berlín, donde fue reconstruido como la parte principal del Museo de Pérgamo, junto a otras estructuras, como por ejemplo, la Puerta de Ishtar de Babilonia. Desde el Siglo II antes de Mashíaj, cuando fue originalmente construido el templo en Pérgamo, hasta aproximadamente el año 330 después de Mashíaj, se acostumbraba ofrecer sacrificios humanos para Zeus y Atenea en el altar, el más relevante de ellos, el del Testigo Fiel Antipas, mencionado en el mensaje a esta kehila.

En 1933, Adolf Hitler fue elegido canciller de Alemania y en 1934 se convirtió en dictador, momento en el que ordenó la construcción de una tribuna en el campo Zeppelín de Núremberg, para declararla la Ciudad de los Congresos Partidarios del Tercer Reich. El arquitecto, Albert Speer, utilizó el Altar de Pérgamo como modelo para la Tribuna del Tercer Reich en Zeppelín, con un Púlpito en el centro para el “Führer”, que fue construido entre 1934 y 1937. De esta forma, Hitler indicaba ser el representante de Zeus (Satán) en la tierra, al haber escogido una replica del altar como su púlpito, siendo él un recipiente para el espíritu del Enemigo, de la misma forma que Barack Obama ordenó que se levantara en Denver Colorado, Estados Unidos, una copia del Altar de Zeus (Satán), para recibir la nominación a la presidencia, por parte del partido Demócrata, en el año 2008. Además, ese mismo año, mientras hacía su campaña, Barack Obama viajó y dio un discurso desde Berlín, donde actualmente está el Trono de Zeus, para luego volver más tarde en su presidencia en el año 2013. 

3.3.2. Antipas, el Testigo Fiel.

Antipas, según relata la historia tradicional, fue un Mártir que sacó tantos demonios de personas y lugares, que éstos se quejaban con los paganos y les ordenaban hacer algo al respecto. Los sacerdotes de estos falsos elohim, se presentaron ante el gobernador romano para informarle que las oraciones de Antipas conducían sus espíritus fuera de la ciudad y obstaculizaban el culto a sus dioses. 

Como castigo, se le ordenó a este predicador de buenas nuevas ofrecer un sacrificio de vino e incienso a la estatua del emperador romano y declarar que éste era su “Señor y Dios” (“Baal y Zeus”); ofrenda que claramente Antipas se negó a llevar a cabo, lo cual fue razón suficiente para que lo asesinaran, ya que este rechazo era equivalente al repudio de la ciudad de Roma, por lo que fue condenado a morir en el Altar de Zeus (Dios), como un sacrificio a Satán. Dicho sacrificio se realizaba colocando a la víctima en el interior de un toro metálico, en el que la ataban de tal manera que su cabeza entrara en la del toro, para después encender un gran fuego bajo el mismo, el cual calentaba el bronce y lentamente comenzaba a asar a la persona que se encontraba en su interior, hasta matarla. Dado que la víctima comenzaba a gemir y gritar de dolor, sus lamentos se escuchaban con eco a través de las tuberías en la cabeza del toro, por lo que éste parecía cobrar vida. Se dice que cuando Antipas fue advertido que el mundo entero estaba contra él, Antipas respondió: “¡Entonces yo estoy contra el mundo entero!” (Mr.10:22, 24:9, Mr.13:13, Lc.21:17). 

El nombre de Antipas, a quien Yahwéh llama “Testigo Fiel” (Ap.2:13), significa “en Vez del Padre”, lo cual hace alusión al Testigo como Moshé, que es la 2da Manifestación de Mashíaj, quien también es llamado en otras dos ocasiones “Testigo Fiel” (Ap.1:5, 3:14). El nombre de este Mártir (“en Vez del Padre”) muestra cómo el Profeta como Moshé representará al Padre Todopoderoso ante la creación, por la eternidad, puesto que el Primero vino como Hijo y el Último se presentará como Padre (Lc.8:21, Jn.14:18). Además de que durante la 1er venida, el mundo rechazó tanto a Yahwéh como a su Hijo Yahushúa, e igualmente sucederá en la 2da manifestación, razón por la que Yahushúa, el Primero, se mantendrá en el Cielo y no será visto por el mundo nunca más, sino solo por los pocos Escogidos (Jn.14:19). Es por esto que el Todopoderoso manda al Último a reinar con vara de hierro sobre las naciones (Sal.2:8-9, Ap.2:26-28, 12:5, 19:15), para que éste se convierta en el Trono de Yahwéh y del Cordero en la tierra (Ap.22:1-3).

Nótese como Antipas fue muerto dentro de un toro de bronce por medio de fuego, así como el Testigo como Moshé, quien es representado por un toro, será asesinado con fuego que desciende del cielo, por los Cristianos, que son representados por los Griegos, cuyo imperio es simbolizado en el libro de Daniel por el bronce, relación que se debe principalmente a las doctrinas helenísticas de estas iglesias y su uso de nombres y títulos griegos. Otra conexión importante, es el hecho de que la muerte del Testigo es un reflejo de la expiación por la Apostasía, la cual se ha manifestado como la adoración al “Señor” (Baal) por parte de los creyentes durante los últimos dos milenios, después de que Yahushúa nos saco de la esclavitud al pecado. Esto fue representado por el Becerro de Oro, al salir de la esclavitud en Egipto, donde Baal (“Señor”) es este Becerro o Toro, y los 40 años que pasó Yisrael en el Desierto, después de haber sacrificado el Cordero en Egipto, simbolizan los 40 Jubileos (2000 Años) que la congregación ha pasado en la Apostasía, desde el sacrificio del Mesías Yahushúa, el Cordero de Yahwéh.

Antipas [“En Vez del Padre”]: la 2do Manifestación de Mashíaj, el Testigo como Moshé.

El mensaje a la iglesia de Pérgamo declara que este Testigo será asesinado donde habita Satán (Dios); por lo tanto, al seguir el orden de las cartas hasta este momento, descubrimos que la 1er carta, a Éfeso, identifica a quienes apresarán a los 2 Testigos, como aquellos que adoran a María y siguen al “Papa”; mientras que en la carta para Esmirna (Mirra), se hace referencia a los 10 Días que los Testigos estarán presos antes de ser sacrificados; continuando ahora con el mensaje de Pérgamo, en el cual se menciona su muerte en pasado y confirma que sucederá donde habita Satán (Zeus), el poderoso de este mundo, además de mencionar a Balac y a Bilaam, quienes son ejemplos de las 2 Bestias que conspiran para matarlos. 

3.3.3. Balac y Bilaam.

El nombre de Balac (בלק), quien contrató a Bilaam para maldecir a Yisrael (Núm.22-24), se traduce como “Devastador” o “Vacío”, que hace alusión a lo que ocasionará el Líder Mundial, al manifestarse en la tierra durante el 2do Sello como la Bestia del Mar (Naciones), para causar destrucción y muerte a través de la 3ra Guerra Mundial, que finalmente dejará la tierra nuevamente vacía y sin forma” (Jr.4:23), para así eventualmente dar paso al nuevo cielo y la nueva tierra (Is.65:17, 66:22, 2Pe.3:13, Ap.21:1). 

En Hebreo, el nombre Bilaam (בלעם) significa “Quien no es del Pueblo”, sin embargo, por la forma en que se escribe, también se puede interpretar como “Señor del Pueblo” (בל-עם), lo cual resulta adecuado, dado que representa a todo profeta que no pertenece al pueblo escogido (Yisrael), pero que al mismo tiempo se convierte en Señor (Baal) de aquellos que le siguen, quienes se alejan del verdadero Elohim, para convertirse en siervos de Baal, el Señor. Por ende, esto simboliza principalmente al Líder Religioso del final de los tiempos, el Falso Profeta, quien engañará a las iglesias que están bajo su cuidado.  

Es interesante que Balac es un reflejo de la 1ra Bestia, quien representa a Samael, el 1er Ángel y Líder en ser creado, y 1ro en haber caído del favor de Yahwéh, por lo que devastó lo que había sido formado hasta ese momento, y de esta manera dejó la tierra vacía y sin forma, como se encontraba al inicio de esta creación (Gn.1:2). Por otro lado, Bilaam simboliza a la 2da Bestia, un líder que estará bajo el control de Heilel, el 2do Ángel en caer del favor de Yahwéh, quien es adorado en esta realidad como el Señor (Baal).

Balac

Bilaam

“Devastador”/“Vacío”

“Quien no es del Pueblo”

La 1ra Bestia

La 2da Bestia

El Líder Mundial

El Falso Profeta

Ap.13:1-10

Ap.13:11-18

3.3.4. Doctrina: “Evangélica” 

En sentido espiritual, el mensaje para Pérgamo indica que Satán tiene su trono en las iglesias que conocen el Nombre del Todopoderoso pero no le dan la importancia que amerita, por no comprender su pureza y poder, razón por la que no lo usan o simplemente lo mezclan con nombres y títulos que describen al enemigo, por lo cual Yahwéh promete, a los que se arrepientan y se conviertan en los vencedores de la doctrina de Pérgamo, que les dará un nombre nuevo, que solo conocerá aquel que lo reciba; es decir, un nombre y una persona nueva, en vez de “Jehová” y “Jesús”. Este “remplazo” fue representado en la Escritura por Set y Yaakov, cuyos nombres quieren decir “Sustituto” y “Suplantador” respectivamente, para representar al Último, la 2da manifestación de Mashíaj, así como Hebel (“Abel”) y Yitzhak (“Isaac”) son reflejos de Yahushúa, el Primero. Esta es una de las razones por las que el Mesías declaró a sus Discípulos, los 12 Escogidos, que ellos si le volverán a ver, mientras el mundo no le verá más (Jn.14:19), puesto que solo Filadelfia, la kehila que describe a los Pocos Elegidos, aceptará y confesará el Nombre de Yahwéh y su Palabra Yahushúa como Soberano, por lo que serán los únicos que podrán ver al Primero, mientras el resto de la humanidad únicamente verá al Último, razón por la que el Profeta como Moshé es simbolizado por Antipas, el Testigo Fiel, puesto que su nombre significa en vez del Padre”.

La mayoría de denominaciones Cristianas se apegan a la descripción de la iglesia de Pérgamo, por lo cual se deduce que a esta congregación básicamente pertenecen los creyentes que continúan orando a Dios (Zeus), predicando del Señor (Baal) y siguiendo a profetas que usan su don para su propio beneficio como Bilaam, quien representa al Falso Profeta. Por lo tanto, se puede aun decir que son Cristianos que aunque no se hagan llamar Católicos, aceptan al “Papa” como líder, creyentes que no se sienten tan separados de la religión Católica como al inicio, cuando eran llamados Protestantes, sino que hoy día se hacen llamar simplemente Evangélicos. 

Un dato relevante en el mensaje para Pérgamo, es que los Cristianos creen que la 2da venida será un evento meramente celestial, en el que el Mesías no tocará tierra y los creyentes desaparecerán en un instante, sin embargo, Yahwéh específicamente indica que él se manifestará en la tierra antes del final, para pelear, a través de su enseñanza, contra estas iglesias que no se arrepienten de sus falsas doctrinas, al decirle a Pérgamo: vendré pronto hasta ti y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. Dicha acción, por supuesto, no se podría lograr si únicamente fuese a aparecer en el cielo por un momento, cuando los vencedores están siendo cosechados; por lo que más bien revela que durante su 2da venida aparecerá literalmente en estas iglesias, para destruir, con la verdad de la Escritura, todas las doctrinas de demonios que los cristianos defienden hoy en día.

3.3.5. Significado de Pérgamo: “Lugar Alto”

El significado del nombre de esta congregación hace alusión a la mayoría de iglesias Cristianas de hoy en día, las cuales construyen cuantos edificios les sea posible, para llamarlos templos y altares, los cuales llenan de personas, con el fin de que entreguen sus vidas en adoración a Dios (Zeus=Satán), a través de doctrinas falsas, nombres erróneos e ídolos. De esta manera levantan Lugares Altos para adorar falsos elohim, como lo hizo Yisrael en repetidas ocasiones. (Lev.26:30, Núm.33:51-52, Dt.33:29, 1Re.13:1-2, 14:22-23, 2Re.17:9-12, 17:29, 21:3, 23:19-20, 2Cró.11:15, 14:2-4, 17:6, 21:11, 28:23, 34:3-4, Sal.78:56-58, Jr.19:5, Ez.6:2-4, 16:15-25)

Números 22:41
Al día siguiente, Balac [“el Devastador”] tomó a Bilaam [“Quien no es del Pueblo”] 
y lo hizo subir [Alá] a Bamot-Baal [“Lugares Altos del Señor” | 550], 
y desde allí vio una parte del pueblo.

Aquí tenemos un verso que es clave para la comprensión de este punto, ya que el primer lugar al que Bilaam va, para intentar maldecir a Yisrael por orden de Balac, se llamaba Bamot-Baal, que significa: “Lugares Altos del Señor”; lo cual se conecta directamente con el nombre de la iglesia de Pérgamo, en cuya carta se menciona a ambos: Balac y Bilaam. La forma en que el verso está escrito, muestra cómo Samael, el Devastador, buscó a Heilel, el “Señor del Pueblo”, para intentar destruir a los Escogidos, a través de los lugares altos del Señor. 

Es interesante, que si tomamos en cuenta la pronunciación en Hebreo de la palabra que se traduce como “Subir”, este verso también se puede interpretar como: “El Devastador, quien no es del Pueblo, es Alá, el Señor de los Altares”. Además, otro detalle importante, es que el valor numérico del nombre Bamot-Baal, que en cierta forma se puede ver como el equivalente Hebreo de la palabra Griega “Pérgamos”, es 550, que es el mismo valor numérico de la palabra “Dragones”, usada en Deuteronomio; lo cual nos muestra que aquellos que son adorados a través de estos lugares altos, son Dragones; es decir, Ángeles Caídos, Demonios y Espíritus Malignos.

Deuteronomio 32:33
Veneno de Dragones [550] es su vino, y ponzoña cruel de áspides.

El vino de la fornicación de la Ramera es la idolatría, que como vemos es veneno de Dragones, el cual beben aquellos que adoran a Dios y al Señor, a través de sus Lugares Altos; tropiezos fomentados por Bilaam, el Falso Profeta y representante de la Gran Ramera, de la misma forma que el ‘Papa’ es el representante de la iglesia Católica y fomenta la idolatría.

Números 23:1-8
Bilaam [Falso Profeta] dijo a Balac [Líder Mundial]:
—Edifícame aquí siete altares [iglesias], y prepárame aquí siete becerros y siete carneros. 
Balac hizo como le dijo Bilaam, y ofrecieron Balac [1ra Bestia] y Bilaam [2da Bestia] un Becerro [Testigo como Moshé] y un Carnero [Testigo como EliYahu] en cada altar. 
Luego Bilaam dijo a Balac:
Ponte junto a tu holocausto, y yo iré; quizá Yahwéh salga a mi encuentro, y cualquier cosa que me muestre, te la haré saber.
Y se fue a un monte descubierto. Entonces vino Elohim al encuentro de Bilaam, y éste le dijo:
—Siete altares he ordenado, y en cada altar he ofrecido un becerro y un carnero.
Yahwéh puso una palabra en la boca de Bilaam y le dijo:
Vuelve donde está Balac y comunícale lo que yo te he dicho.
Volvió a él y lo halló junto a su holocausto, acompañado de todos los príncipes de Moab [“de su Padre”]. 
Entonces Bilaam pronunció esta profecía:
«De Aram [lo “Exaltado”] me trajo Balac [“el Devastador”], rey de Moab [“de su Padre”], desde los montes del oriente.“ ¡Ven, maldíceme a Yaakov [“el Suplantador”]; ven, execra a Yisrael [“Quien Reinará como Elohim”]!” ¿Por qué maldeciré yo al que Elohim no maldijo? ¿Por qué he de execrar al que Yahwéh no ha execrado? 

Continuando con la historia del libro de Números, vemos que Bilaam pide 7 altares, 7 becerros y 7 carneros, para representar a las 7 Kehilot, los últimos 7 años y el 7mo mes, en el cual suenan los cuernos de carnero y se cumplirán las asambleas que faltan, así como la 7ma trompeta, en la cual sucederá la Transformación. 

En la convocación de Yom Kippur, el Testigo como Moshé es simbolizado por un Becerro, mientras que el Testigo como EliYahu por un Carnero, animales que eran entregados como expiación y ofrenda respectivamente (Lev.16:5-6). Es interesante, que estos mismos animales fueron los que Bilaam pidió para sacrificar, según su parecer, con el fin de complacer a Yahwéh, con lo que esperaba que el Todopoderoso le permitiese maldecir a Yisrael. Esto nos muestra cómo las 2 Bestias de Apocalipsis 13 buscarán maldecir a la congregación escogida, al matar a los 2 Testigos, para complacer al Señor (Baal). 

Parte de la profecía que pronunció Bilaam (“Señor el Pueblo”) se puede interpretar a través de los significados de los nombres mencionados, como Heilel (“Lucifer”) declarando: “De lo Exaltado (2do Cielo) me trajo el Devastador (Samael) del Padre”, diciendo “¡Ven, maldíceme al Suplantador (el Último); ven execra a Quien Reinará como Elohim!; lo cual se refiriere a cómo Samael, quien anda buscando a quien devorar (1Pe.5:8), llamó a su hijo Heilel (“Lucifer”), que en un principio se encontraba en un lugar exaltado (2do Cielo), para intentar destruir a Mashíaj, Primero y Último, quien tomará su lugar para reinar sobre la tierra como Elohim.

Balac era rey de Moab, nombre que significa: “de su Padre”, ya que el fundador de esta tierra fue un hijo de incesto (Gn.19:30-37), lo cual hace referencia a toda persona que se comporta como lo hacían los Fariseos, a quienes Yahushúa dijo: “Ustedes son de su padre el Diablo, y quieren satisfacer los deseos de su padre (Jn.8:44). Esta relación entre Moab y los Fariseos espirituales se confirma con el hecho de que Moab fue hijo de Lot, que significa “cubierta” o “velo”, mientras que en el libro de Yejezkel (“Ezekiel”) encontramos que Yahwéh llama a Satán: el “Kerub ungido que cubre (Ez.28:14). Esto quiere decir que el Enemigo es un velo que interfiere en la interacción del hombre con el Todopoderoso (Is.25:6-8, 29:9-11); donde primeramente Samael es simbolizado por el velo (מסוה) que Moshé puso para cubrir su rostro, el cual representa el velo de la carne, que no nos permite ver al Todopoderoso directamente y que se rompe con la muerte o en la transformación de los escogidos. Por otro lado, Heilel es representado por el velo (מסך) en la entrada del Templo, que se rompió durante la muerte de Yahushúa HaMashíaj; a diferencia de lo que comúnmente se enseña (que fue el del Lugar Purísimo) y para lo cual hay evidencia, aunque se puede corroborar fácilmente al leer Mateo 27:50-51, en la versión Peshitta Aramea. Finalmente, se encuentra Azazel (Falso-Mesías), que es simbolizado por el velo (פרכת) en la entrada del Lugar Purísimo, que finalmente se romperá con la muerte de los Dos Testigos (Éx.34:33, 36:35-37, 2Cró.3:14, Mt.27:51, Mr.15:38, Lc.23:45, 2Co.3:12-16, He.6:17-20, 9:1-4, 10:19-21, Ap.11:19). 

Es interesante notar, que en la Escritura vemos que Yahwéh no bendijo a Abram de una manera sobreabundante, ni le dio un nombre nuevo y un descendiente, hasta que éste se separó de Lot, a pesar de Lot calificar como justo, sin embargo, como el nombre de Lot (“Velo”) lo indica, interfería en lo que Yahwéh tenía para Abraham, además de que al comparar a Lot con Abram, resaltaban los pecados de Lot, mientras que al compararlo con los Sodomitas, se revelaba su justicia; lo que en otras palabras significa que Abraham podía prescindir de Lot, pero no el mundo. Por lo tanto, se puede decir que Lot (“Velo”) funciona como un reflejo de Samael (“Poderoso Ciego” | “Veneno del Poderoso”), mientras sus hijos Moab (“De su Padre”) y Amon (“De su Pueblo”), de Heilel (“Tonto Jactancioso”) y Azazel (“Quien se lleva la Fuerza” | “Macho cabrío enviado Lejos”) respectivamente. 

Lot

Moab

Amon

“Velo”

“De su Padre”

“De su Pueblo”

Samael

Heilel

Azazel

Velo de Moshé | מסוה

1er Velo | מסך

2do Velo | פרכת

Carne

Espíritu

Alma

Acción

Palabra

Pensamiento

Ver

Hablar

Oír

Agua

Viento/Aire

Fuego

 

Es por estos Ángeles, quienes han funcionado como velos para cubrir la majestad de Yahwéh, que las personas adoran falsos elohim a través de sus altares (“lugares altos”), mientras piensan estar sirviendo al Altísimo y verdadero Todopoderoso; pues aunque en ocasiones sus intenciones parecen correctas, sus corazones están llenos de falsedad (Jer.17:9). Esto queda en evidencia a través de sus palabras y acciones, ya que en su búsqueda del Todopoderoso, se atascan en la mentira, vanidad y ego, por falta de fe, sabiduría y entendimiento; de tal forma que se mantienen detrás de uno de estos tres velos, donde son engañados para caer en todo tipo de idolatría. De tal forma que estas cubiertas se pueden entender como filtros en los cuales quedan atrapados aquellos que no son completamente sinceros, dedicados y perseverantes, en su supuesta búsqueda de la verdad y el conocimiento del Creador, a quien debemos amar con todo el corazón, toda el alma y todas las fuerzas (Dt.6:5, Mr.12:30, Lc.10:27). 

Cabe mencionar, que la razón por la cual las hijas de Lot tomaron la decisión equívoca de acostarse con su padre, fue porque creyeron que la destrucción de Sodoma y Gomorra se había dado en el mundo entero, como una repetición de lo sucedido durante el diluvio en el tiempo de Nóaj (“Noé”). Esto aconteció debido a que dicho suceso fue una imagen del final de esta realidad, lo cual ellas no comprendieron, por lo que pensaron que era su responsabilidad repoblar la tierra de la misma forma que lo hicieron los hijos de Nóaj; así que al haber perdido a su madre, la esposa de Lot, decidieron erróneamente tomar cartas en el asunto y acostarse con su padre, sin consultarlo con él, sino que más bien le dieron vino hasta embriagarlo, de la misma forma que Nóaj se embriagó después del diluvio, lo cual desencadenó la maldición de Canaán. Ambos acontecimientos hacen alusión al vino que va a fluir del Gran Lagar de la ira de Elohim, durante la Cosecha, lo cual traerá las maldiciones que los impíos experimentarán en las Plagas Postreras.

En un sentido positivo, esta misma historia se puede interpretar como una alegoría en la que Lot representa a Yahwéh, quien aparecería en la tierra como Primero y Último, puesto que fue durante la primera manifestación que Mashíaj dejó la cobertura del Espíritu, al venir a dar vida a la congregación escogida (los Pocos) y abrir la puerta para los Muchos a través de la fe en él, de la misma forma que Lot dio vida a sus dos hijas, antes de huir de Sodoma y Gomorra, lo que a su vez fue un reflejo del 2do Éxodo, en el cual el Último se llevará a los dos rediles (los Pocos y los Muchos); mientras que la que decía ser su esposa, la iglesia falsa, morirá en el proceso, como sucedió con la mujer de Lot, por su desobediencia y rebeldía. Esta es una de varias razones por las que Yahushúa dijo que la venida del Hijo de hombre sería como los día de Lot (Lc.17:28-29), ya que después de haber salido de la tierra de pecado en la que habitaban, la cual simboliza a este mundo, Lot tuvo relaciones con sus hijas como si fuese su esposo; así como también, una vez que los Escogidos dejen esta dimensión durante la cosecha, para ir al lugar preparado, se celebrarán las Bodas del Cordero, momento en el que el Mesías no solo representaría el Padre de la iglesia, sino también el Esposo de la misma. Otra forma de explicarlo, es que el Último vendrá para que los Escogidos sean concebidos a través del Espíritu dejado por Yahushúa, lo cual lo convierte en el Padre espiritual de los 144.000, y después de su muerte, resucitará y se hará uno con el Primero, para finalmente unirse en matrimonio con la Congregación a la que engendró durante la primera mitad de los últimos 7 años.

Lot

Moab

Amon

“Cubierta”

“De su Padre”

“De su Pueblo”

Mashíaj Naguid

Los Pocos

Los Muchos

Padre | Esposo

1er Redil | Elegidos

2do Redil | Llamados

Melek | Kohen 

Realeza

Pueblo

Último | Primero

Estrellas

Arena

את

השמים

הארץ

 

Una razón adicional por la que el nombre de esta congregación hace referencia a un “Lugar Alto”, además de lo ya mencionado, tiene que ver con la Asamblea que es representada por la carta de Pérgamo.

3.3.6. Asamblea: 1er día de Sukkot (2do Éxodo)

La congregación de Pérgamo simboliza el 1er día de la convocación de Sukkot, que es el 15 del 7mo mes, cuando se recuerda el momento en que Yisrael salió de Egipto durante el Éxodo (el 15 del 1er mes) y habitó en enramadas, palabra que en Hebreo se pronuncia “Sukkot” (Lev.23:33-43). Un dato interesante, es que la primera tierra a la que llegaron los Yisraelim, al salir de Egipto, también se llamaba Sukkot (Éx.12:37), para indicarnos que el 2do Éxodo sucederá durante esta asamblea, el 15 del 7mo mes (Eitanim), en vez del 15 del 1er mes (Aviv), que fue cuando sucedió el 1er Éxodo. De hecho, el día en que se cumplió el Éxodo fue un perfecto reflejo de lo que está por manifestarse en este tiempo con la Kehila Escogida, ya que, según una opinión del Judaísmo, cuando Yisrael salió de Egipto utilizaba un calendario en el que Aviv (1er) era el 7mo mes y Eitanim (7mo) el 1ro (Éx.12:2). Esto significa que para ellos, la salida de Egipto sucedió el 15 del 7mo mes, como una señal para reconocer exactamente el día del 2do Éxodo en el calendario verdadero, no el Gregoriano, ni el Judío, como veremos en un próximo capítulo. Esto también se puede entender a través del hecho de que la asamblea de Sukkot dura 7 días, como una imagen de Matzot (“Panes sin Levadura”), que también inicia un 15 del mes y se extiende por el mismo tiempo, durante el 1er mes, como un reflejo en la 1er mitad del año.

Yahushúa dijo que cuando se vea a la Abominación Desoladora en el lugar donde no debe estar (el Templo), los Escogidos deben ir a las montañas sin mirar atrás, como lo hizo Lot (Lc.17:20-37), ya que esto anuncia el 2do Éxodo, en el que aquellos que obedecen al Mesías tendrán que huir a un “Lugar Alto”, que es el significado del nombre de esta iglesia (Pérgamo), por lo que se confirma que esta kehila hace alusión al 1er día de Sukkot, en el que los Escogidos, que pertenecen a Yahudáh espiritual, tendrán que huir de la ciudades y esconderse, hasta que se cumpla la cosecha pocos días después (Ap.14). Es por esta razón, que Yahushúa promete dar del Maná escondido a los vencedores de Pérgamo, ya que éste fue el alimento que se le dio a Yisrael durante su estadía en el desierto. 

El tema del 2do Éxodo puede ser un problema para algunos, ya que difiere tanto de lo enseñado en la mayoría de iglesias, pero será demostrado con la Escritura más adelante. Por otro lado, la Abominación Desoladora es un título que se usa para referirse al Falso-Mesías, y fue utilizado por Yahushúa al citar el libro del Profeta Daniel (Dn.11:31, 12:11, Mt.24:15, Mr.13:14). Además, en el libro de los Macabeos se da el mismo nombre al sacrificio de un Cerdo para Zeus (Dios), realizado por el Emperador Griego Antíoco Epífanes en el Templo de Yahwéh, con la ayuda del Falso Sumo Sacerdote de Yisrael. Esto se cumplió como un reflejo del momento en que la 1ra Bestia, como Antíoco, ordenará al Falso-Profeta que le dé vida al Falso-Mesías (Cerdo), que será el instante en que Zeus (Satán) entrará a un cuerpo humano, para convertirlo en su templo, al manifestarse ante el mundo alegando ser el Todopoderoso. Por lo tanto, la conexión es aun más clara, ya que es en el mensaje para la iglesia de Pérgamo, en el que se menciona específicamente el altar de Zeus y el sacrifico del Testigo (Antipas) por parte de la 1ra y 2da Bestia.

Como ya se mencionó anteriormente y será explicado más a fondo en el segundo libro, la pronunciación del falso nombre que utilizan en el mundo para referirse al Mesías, en Hebreo significa “He aquí el Caballo, mientras otros lo traducen como la “Visión de Zeus”; sin embargo, la misma pronunciación, “Jesús”, significa “Cerdo de la Tierra” en Latín, el idioma oficial de la Iglesia Católica, quienes terminaron de establecer, en las mentes de las masas, el invocar el nombre Jesús para la oración, adoración y demás. En Latín, ambas pronunciaciones, “ge” y “geo”, significan “Tierra”, mientras que “sus” quiere decir “Cerdo”; por ende, la pronunciación del nombre “Jesús”, que en Español sería lo mismo que decir Gesús”, significa el Cerdo de la Tierra, lo cual indica que aquel a quien las masas conocen como “Jesús”, es la Imagen creada por la Bestia de la Tierra, mencionada en Apocalipsis 13 (Ap.13:11, 13:14-15, 17:8), quien se convertirá en la Abominación Desoladora. 

En otras palabras, de la misma forma que los Griegos usaron un Caballo para destruir Troya, los Helenistas se infiltraron en la congregación verdadera y la convirtieron en la iglesia falsa, a través de su Apostasía, con sus palabras, nombres y títulos, específicamente con el nombre ‘Jesús(“He aquí el Caballo). Igualmente, los Romanos se han encargado de que aquellos que dicen ser creyentes en el Mesías, hagan sacrificios de alabanza para Zeus (He.13:15), al invocar al Cerdo de la Tierra (“Jesús), como el sacrificio de Antíoco para Zeus, llamado la Abominación Desoladora, lo cual revela claramente cual es el nombre del Falso Mesías (Jn.5:43, Ap.13:17, 17:3). 

3.3.7. Lumbrera: Venus

En el Oriente, al Planeta Venus le fueron asignados ambos géneros, su encarnación masculina era el Toro del Cielo, mientras que su versión femenina era llamada Ishtar o Astarte, la “Reina del Cielo”. Según Immanuil Velikovsky, Venus era originalmente Atenea (Minerva), al interpretar el mito de su nacimiento de la cabeza de Zeus, como Venus habiendo salido de Júpiter; en otras palabras, el planeta que simboliza a esta congregación se produjo al ser expulsado de Júpiter, así como Pérgamo (Venus) fue una iglesia que se originó donde habita Zeus (Júpiter). 

El animal que representa a Atenea es el Búho, el mismo que simboliza a Lilith (Is.34:14), quien también está conectada con la Luna y es líder de los súcubos e íncubos, que son demonios nocturnos que se alimentan de la energía sexual. De acuerdo a la mitología, Atenea jamás se casó o tuvo amantes, por lo que mantuvo una virginidad perpetua, lo cual, por supuesto, se relaciona con la doctrina falsa de quienes creen en María como una virgen inmaculada. Esta es solo una de varias fuentes paganas de donde proviene esta falsa enseñanza, puesto que en la Escritura observamos que Miriam tuvo otros hijos después de haber dado a luz a Yahushúa (Mat.1:25, 12:46, Mr.3:31, Lc.8:19, Jn.7:2-5, Hch.1:14, Gl.1:18-19, 1Co.9:5). 

Atenea fue la “patrona” de varias ciudades, pero como su nombre lo indica, fue más conocida por ser la protectora de Atenas, que significa “Incertidumbre”.

Hechos 17:16
Mientras Paulus los esperaba en Atenas [“Incertidumbre”], 
su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría.

De la misma forma que sucedió en Éfeso, donde adoraban a Diana, sucedía en la tierra de Atenas, donde idolatraban a Atenea; así como en Pérgamo alababan a Zeus (Dios). Según la Concordancia (G116), Atenas significa “Incertidumbre”, lo cual indica que la adoración a la falsa diosa Atenea (María) trae duda, que es lo contrario a la fe (Mt.14:29-31, 21:21, Mr.11:23, Rm.14:23, Stg.1:6-7). Esto quiere decir, que idolatrar a la “Reina del Cielo” (Venus), también conocida como María, aleja a la persona del Todopoderoso Yahwéh y de su hijo Yahushúa, que es la Verdad, al inspirar duda.

Con el paso del tiempo, los Griegos buscaron una nueva diosa para representar a Venus, por lo que eventualmente escogieron a Afrodita. Este cambio, que se dio al pasar de Atenea a Afrodita como representante del mismo planeta, ha sucedido también en otros casos, aquí les presento tres ejemplos: 

    1. Samael, desde su caída, es simbolizado por Marte, sin embargo, en el momento de su creación era conocido con el nombre Ariel en el 3er Cielo y Yaldabaoth en el 2do, periodo en el que era representado por Saturno (Kronos). 
    2. Heilel (“Lucifer”), según escritos Gnósticos (de Conocimiento), en el principio de su creación era llamado Tzabaoth y estaba originalmente conectado con Júpiter (Zeus), pero al caer del favor y convertirse en Heilel, empezó a ser representado por el Sol (Adonis), que cae al final del día, como Heilel caerá al final de la historia.
    3. Azazel originalmente era Marte (Ares), pero al caer con los Vigilantes en el tiempo de Nóaj y haber entregado conocimiento oculto a los hombres para que el pecado aumentara, pasó a estar conectado con Mercurio (Hermes).

A lo largo de la historia, los falsos-elohim adorados por diferentes pueblos a través de astros específicos, llegarían a ser representados por diferentes planetas o estrellas, al ser conquistados por otros imperios que imponían sus propias creencias remplazando a los elohim que adoraban previamente en el area, al llamarlos ahora por otro nombre o representarlos por un astro diferente. En fin, existen miles de millones de ángeles, espíritus impuros y demonios que buscan la adoración de los hombres. Dichas criaturas sirven a una de las entidades mencionadas arriba, por lo tanto comparten muchas cualidades con sus líderes, lo cual provoca que una entidad que era antes venerada a través de un nombre y una estrella específica, pueda llegar a ser conocida de otra manera y representada por otro astro. De esta manera se ha generado mucha confusión espiritual, que es el significado de la palabra Babel, razón por la que la iglesia falsa es llamada la Gran Ramera de Babilonia, ya que al haber adoptado tantas practicas paganas y elohim falsos, ha llegado a confundir al mundo entero, al hacerles pensar que siguen al Todopoderoso y su Hijo, cuando en realidad están sirviendo demonios, espíritus impuros y ángeles caídos.   

De las siete lumbreras que representan a las congregaciones, únicamente dos de ellas son identificadas como femeninas, por lo que están directamente conectadas entre sí, aunado al hecho de que Venus acostumbra aparecer cerca de la Luna, como si la Luna fuese madre de Venus. Esto indica que Pérgamo se puede ver como una iglesia que descendió de Éfeso, de la misma forma que los Evangélicos nacieron de los Protestantes. En un sentido negativo, esto hace alusión a las denominaciones Cristianas representadas por Pérgamo, como hijas espirituales de la Gran Ramera (Diana), simbolizada por el espíritu que adoraban en Éfeso (Ap.17:5). Además de esto, la relación entre la Luna y Venus, es como la relación entre el Espíritu y el Cuerpo, o sea que en este contexto, la Luna (Éfeso) simboliza al Espíritu de la Gran Ramera (Diana), al cual llaman “Espíritu Santo” y que está en el Cuerpo (iglesia) representado por Venus (Pérgamo), la hija (iglesia) que ha vuelto a la religión de la Reina del Cielo (Venus), a quien llaman María, la Virgen Inmaculada, descripción completamente contraria a la usada por la Escritura al llamarla Gran Ramera (Ap.17, 19:1-2).

Jeremías 7:16-19
»Tú, pues, no ores por este pueblo; no eleves por ellos clamor ni oración, ni me ruegues, porque no te oiré. ¿No ves lo que estos hacen en las ciudades de Yahudáh y en las calles de Yerushalaim? Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego y las mujeres amasan la masa para hacer tortas a la Reina del Cielo [Venus] y ofrendas a elohim ajenos, para provocarme a ira. ¿Me provocarán ellos a ira?, dice Yahwéh. ¿No obran más bien ellos mismos su propia confusión [Boshet / Vergüenza]?

Nótese como la Escritura describe de la misma manera, lo que sucedió cuando los Yahudim adoraban a “la Reina del Cielo” (Venus) y lo que aconteció cuando el pueblo de Éfeso rendía culto a Diana (Luna), obraban “ellos mismos su propia confusión.

3.3.8. Reflejo en la Escritura:

Hay muchos espejos en la Escritura que se pueden usar como ejemplos en este caso, pero nos enfocaremos en algunos versos del libro del Profeta YirmYahu.

Jeremías 44:11-19
»Por tanto, así ha dicho Yahwéh de los ejércitos, Elohim de Yisrael: Yo vuelvo mi rostro contra vosotros para mal, para destruir a todo Yahudáh. Y tomaré al resto de Yahudáh que se obstinó en irse a la tierra de Egipto, para habitar allí, y en tierra de Egipto serán todos exterminados. Caerán a espada y serán exterminados por el hambre: por la espada y el hambre morirán desde el menor hasta el mayor, y serán objeto de aversión, de espanto, de maldición y de afrenta, pues castigaré a los que habitan en la tierra de Egipto como castigué a Yerushalaim, con espada [2do Sello], con hambre [3er Sello] y con peste [4to Sello]. Y del resto de los de Yahudáh que entraron en la tierra de Egipto para habitar allí, no habrá quien escape ni quien quede vivo para volver a la tierra de Yahudáh, a la cual ansían volver para habitar allí; porque no volverán sino algunos fugitivos.» 
Entonces todos los que sabían que sus mujeres [Iglesias] habían ofrecido incienso a elohim ajenos, y todas las mujeres que estaban presentes, una gran concurrencia, y todo el pueblo que habitaba en tierra de Egipto, en Patros, respondieron a YirmYahu [“Quien Yahwéh Designó” | el Último], diciendo: «No escucharemos de ti la palabra que nos has hablado en nombre de Yahwéh, sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la Reina del Cielo [Venus] y derramarle libaciones [Sangre inocente], como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros jefes, en las ciudades de Yahudáh y en las plazas de Yerushalaim. Entonces tuvimos abundancia de pan, fuimos felices y no vimos mal alguno. Pero desde que dejamos de ofrecer incienso [Oraciones] a la Reina del Cielo y de derramarle libaciones [Sacrificios de Sangre], nos falta de todo, y por la espada y el hambre somos exterminados. Y cuando nosotras ofrecimos incienso [Oraciones] a la Reina del Cielo y le derramamos libaciones [Sacrificios de Sangre], ¿acaso le hicimos tortas para tributarle culto, o le derramamos libaciones [Sacrificios de Sangre] sin consentimiento de nuestros maridos? [Líderes Espirituales | Falsos Elohim]»

En el texto anterior, Yahwéh se dirige a los Yahudim que decidieron devolverse a Egipto, lo cual Elohim había prohibido (Dt.17:16, 28:68), por lo que esto representa a aquellos que regresan a la esclavitud del pecado, después de haber llegado al conocimiento de la verdad (He.10:26-27, 10:38-39). YirmYahu, cuyo nombre quiere decir “A Quien Yahwéh Designó” y que por ende representa al Testigo como Moshé, menciona que Yahwéh usará la Espada, el Hambre y la Pestilencia, para destruir a los Rebeldes, lo cual hace referencia a los tres jinetes restantes, que traerán específicamente esas tres plagas, después de la manifestación del Último como el jinete del caballo del 1er Sello. 

1er Sello

Jinete del Caballo Blanco

Arco y Corona

Guerra Espiritual

2do Sello

Jinete del Caballo Rojo

Espada Grande

3ra Guerra Mundial

3er Sello

Jinete del Caballo Negro

Balanza

Hambre Mundial

4to Sello

Jinete del Caballo Pálido

Sheol

Muere un 1/4 de la Humanidad

 

Más adelante, vemos que Yahwéh se dirige a todas aquellas iglesias que han estado ofreciendo incienso a los falsos elohim, lo cual quiere decir que oraban a otros poderosos, como hoy en día, los supuestos creyentes en el Creador y su Hijo, en realidad rezan a Dios (Zeus = Satán), al Señor (Baal) y a María (Diana / Ishtar / Astarte / Astoret / Atenea / Afrodita / Semiramis / Isis / Madona / Venus / Lilith / Shing Moo / Reina del Cielo). 

A continuación, el pueblo responde al Profeta YirmYahu de la misma manera que responderán las iglesias de hoy en día a los 2 Testigos enviados por Yahwéh para predicar la verdadera doctrina, al expresar, básicamente, que seguirán actuando como lo han venido haciendo, sin escuchar la palabra que se dio en el Nombre de Yahwéh, en vez de esto pondrán por obra lo que habían confesado, por lo cual mantendrán sus votos y pactos con los falsos elohim ya mencionados, específicamente con la “Reina del Cielo”, a quien ofrecerían libaciones de vino, que representan derramamientos de sangre, como sacrificios para la diosa, según lo habían hecho todos sus antepasados, que de una u otra manera, se mantuvieron formando parte de la iglesia falsa a quien el Todopoderoso culpa por toda la sangre que ha sido derramada en la Tierra, la Gran Ramera (Ap.18:24). 

Además, los rebeldes de este tiempo presentarán el mismo argumento que los Yahudim apostatas del pasado, por lo que declararán que sus vidas iban bien mientras estaban en la falsedad, pero que al intentar seguir el camino correcto, todo se vino abajo. Esto es debido a que no entienden que lo que antes les parecía prosperidad, era solo una ilusión que cada vez los alejaba más de la verdad, puesto que Satán no está dividido contra si mismo (Mt.12:25-26, Mr.3:23-24, Lc.11:17-18), por lo tanto, no lucha contra aquellos que se encuentran de su lado, ya que terminarán con él en el fuego por la eternidad, mientras que aquellos que entran al camino de Yahwéh se enlistan en una guerra espiritual contra los gobernantes de las tinieblas de este mundo, una batalla que se pelea cada día, pero que a través de Yahushúa ya fue vencida; sin embargo, al encontrarnos aún en esta dimensión temporal, debemos perseverar pacientemente hasta que se manifieste el triunfo final. (Mt.10:22, 24:13, Mr.13:13, Jn.16:33, Rm.8:28-39, Ef.5:15-17, 6:10-18)

Jeremías 44:24-26
Dijo además YirmYahu [“Quien Yahwéh Designó”] a todo el pueblo y a todas las mujeres [Iglesias]: 
«Oíd palabra de Yahwéh, todos los de Yahudáh que estáis en tierra de Egipto [Tierra de Aflicción]. 
Así ha hablado Yahwéh de los ejércitos, Elohim de Yisrael; ha dicho: 
Vosotros y vuestras mujeres [Iglesias] hablasteis con vuestras propias bocas, y con vuestras manos lo ejecutasteis, diciendo: ‘Cumpliremos efectivamente nuestros votos que hicimos de ofrecer incienso [Oraciones] a la Reina del Cielo [Venus] y derramarle libaciones [Sangre inocente].’ 
Y ahora confirmáis vuestros votos y ponéis vuestros votos por obra. Por tanto, oíd palabra de Yahwéh todos los de Yahudáh que habitáis en tierra de Egipto: Yo he jurado por mi gran Nombre, dice Yahwéh, que mi Nombre no será invocado más en toda la tierra de Egipto por boca de ningún hombre de Yahudáh, diciendo: ‘¡Vive Yahwéh, el Soberano!’

Todo lo dicho en estos versos se puede entender fácilmente con los corchetes y lo ya explicado, por lo que únicamente me gustaría resaltar la forma en que Yahwéh cierra la profecía, al expresar que ha jurado que su Gran Nombre nunca más será mencionado en Egipto, por ninguno de los Yahudim rebeldes que se rehusaron a darle el honor debido (Mal.2:2). Esto quiere decir que aquellos Judíos que hoy en día no pronuncian su Nombre y prohiben a otros hacerlo, sustituyéndolo por títulos y nombres de falsos elohim, en realidad lo hacen por esta maldición que está sobre ellos, puesto que rechazaron al Poderoso Verdadero y a su hijo, Yahushúa HaMashíaj, para seguir a Satán, por lo que tampoco en la eternidad lo podrán invocar. Igualmente, los Cristianos que no confiesen el Nombre de Yahushúa y que enseñen que no debe usarse o que es irrelevante, mientras continua exaltando los nombres falsos, tendrán que servir al Último y no tendrán el Nombre que da la Salvación, por lo que solo recibirán la Justificación después de sus muertes, al ser resucitados; razón por la que el Mesías promete a los vencedores de la iglesia de Pérgamo dar un Nombre Nuevo, que es el del Testigo como Moshé, la 2da Manifestación de Yahwéh. (Is.44:3-6, Jr.23:6)

Es interesante que la Escritura dice que el nombre nuevo les será dado en una piedra (Kefas), y según la traducción Griega, la palabra (G5586) que utiliza el verso está directamente relacionada con el nombre nuevo recibido por Shimon, al ser llamado “Pedro” (Piedra), nombre que en la Concordancia (G4074) aparece como “Petros”, sin embargo, en la definición misma se menciona que es un nombre que proviene de la palabra Griega “Kefas” (G2786), y ésta a su vez se origina de la palabra Aramea “Kef” (H3710). Esto quiere decir, que el verdadero nombre que el Mesías le dio a Shimon, cuando lo hizo su discípulo, fue “Kef”, que significa “Piedra” o “Roca”, para que cuando Yahushúa ascendiese al Padre, Kef (“Pedro”) se convirtiese en la representación de la Piedra Angular (el Primero). Por este motivo, al revelarle el nuevo nombre a Shimon, Yahushúa exclamó: “sobre esta roca edificaré mi Templo” (Mt.16:18); además dando entender, cuando leemos el verso en contexto, que el fundamento de la Congregación escogida es creer que Yahushúa es el Mesías, lo cual Kef confesó versos antes, cuando Yahushúa pregunta a sus Talmidim (“Discípulos”) quién piensan ellos que es él (Mt.16:15-16). En esta analogía podemos observar cómo los vencedores de las doctrinas representadas por Pérgamo, de la misma forma que Kef, recibirán un nombre nuevo en una piedra (Kef), que será el nombre de la 2da manifestación de la piedra angular; en otras palabras, recibirán un nuevo nombre personal y un nuevo nombre para referirse al Mesías, que será el nombre del Último.

Cuando los Persas conquistaron Mesopotamia, el sacerdocio de Babilonia emigró a Pérgamo, donde se erigió el Panteón Griego, que era el templo de todos los dioses de su mitología, siendo más tarde transferidos a Roma en el año 133 antes del Mesías, cuando el rey de Pérgamo, Atalo III, murió sin descendencia y legó su reino a Roma. La religión Babilónica (de Confusión) se esparció de tal forma en Roma, que ésta llegó a ser llamada la “Nueva Babilonia”, razón por la que el mismo Kef, cuando escribió su primer carta desde Roma, se refirió a este imperio como Babilonia (1Pe.5:13), al describirla espiritualmente. La palabra Panteón está compuesta por “Pan”, que en griego quiere decir “Todos”; y “Theion”, que significa “Santo” y viene de “Theos” (Dios=Zeus), por lo que su traducción es “Todos los Dioses (Santos)”. En el Panteón se preservaron muchos de los misterios Babilonios, aun después de haber sido trasladado a Roma, donde eventualmente se terminó llamando la “Basilica de Santa María de los Ángeles y los Mártires”, momento en el que convirtieron a todos los Dioses dentro del mismo, en los Santos que adoran hoy en día los Católicos. Las estatuas de los supuestos “dioses” del Panteón se encuentran ahora en el Museo del Vaticano, con la excepción de la imagen de piter (Zeus), que fue modificada y recibió un nuevo título al ser colocada en la Basílica de San Pedro, en Roma, como si fuese el Apóstol Kef (Pedro). Miles de peregrinos besan los pies de piter, pensando que es la imagen del Apóstol Pedro, práctica que de por sí es una abominación, aunque fuese verdaderamente una estatua de Kef, pues la Escritura prohibe todo tipo de idolatría, pero que al mismo tiempo nos revela que Júpiter es a quien verdaderamente adoran como ‘Dios’ en el Vaticano, mostrando claramente que piter, Zeus y Dios, son el mismo Satán.

Hechos 19:35
Entonces el escribano, cuando apaciguó a la multitud, dijo: «Efesios, ¿y quién es el hombre que no sabe que la ciudad de los efesios es guardiana del templo de la gran diosa Diana [Luna], y de la imagen [piedra] que descendió de Júpiter [Zeus]?

He aquí una conexión más, entre la iglesia de Éfeso y la de Pérgamo, ya que aquellos que adoraban a Diana (María) también idolatraban una piedra que había descendido de Júpiter. Así que, exactamente de la misma forma que lo describe el verso proféticamente, hoy en día también se podría preguntar retóricamente: ¿y quién es el hombre que no sabe que la ciudad del Vaticano es guardiana de la “Basilica de Santa María de los Ángeles y los Mártires” y de la imagen de Júpiter, que trajeron de Pérgamo (“Lugar Alto”) y que alegan es Kef (una Piedra). 

Además, la secta de los Nicolaítas solamente se menciona en la cartas para la congregación de Éfeso y la de Pérgamo, lo que nos muestra otra relación entre estas dos iglesias, como la conexión entre los Protestantes y Evangélicos, siendo ambas doctrinas hijas de la iglesia Católica, quienes personifican principalmente la doctrina de los Nicolaítas y que por supuesto aceptan los pecados de Bilaam, el Falso Profeta que representa a la Segunda Bestia que asciende de la tierra (creyentes). Por lo tanto, al ser la supuesta imagen de Kef (“Pedro”), en la Basílica del Vaticano, realmente Zeus, esto quiere decir que el llamado “Papa”, quien dicen es el sucesor de “Pedro”, en realidad es el representante de Zeus (Satán), así como lo es de Diana (María).