Declarando el Fin desde el Principio

Laodicea | 3er Capítulo

3.7. Laodicea: [Doctrina de la Prosperidad | Testigos de Jehová] (Ap.3:14-22)
En esta categoría se encuentran la mayoría de las llamadas “Mega Iglesias”, donde predican y siguen la doctrina de la Prosperidad; así como también los “Testigos de Jehová”, quienes se identifican a sí mismos como la iglesia de Laodicea. Entre estos creyentes se encuentran los Cristianos del último periodo de la historia humana, que estarán presentes durante los últimos tres años y medio en la tierra, quienes solo podrán entrar al Reino de Yahwéh a través de la muerte, después de no aceptar ponerse la Marca de la Bestia.

Apocalipsis 3:14-22 [Saturno] (Fin de los Tiempos) {Plagas Postreras | 2da Mitad}
»Escribe al ángel de la iglesia en Laodicea [“Justicia de la Gente”]
El Améin [Ciertamente/Fin de la Oración], el Testigo Fiel y Verdadero, el Principio de la creación de Elohim, dice esto: »”‘Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Oh que fueras frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Tú dices: Yo soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad. Pero no sabes que eres desventurado, miserable, pobre, ciego y estás desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que compres de mí oro [Reino] refinado en el fuego [Prueba/Muerte] para que seas rico [Espiritualmente], y vestiduras blancas [Cuerpo Nuevo sin Pecado] para vestirte [Resucitar], para que no se descubra la vergüenza de tu desnudez. Y unge tus ojos con colirio [Espíritu de Verdad] para que veas [Entiendas]. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso y arrepiéntete. Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo. Al vencedor le concederé que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en su trono. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.’”»

Características de Laodicea:

    • Son tibios, por lo cual serán vomitados.
    • Piensan ser Ricos, pero en realidad son Pobres.
    • Deben arrepentirse y ser celosos por el Nombre. (Ap.3:19, Éx.34:14, Ez.39:25)
    • Solo podrán entrar al Reino al morir, después de arrepentirse.
    • A los vencedores (Mártires) de este grupo se les concederá reinar.

3.7.1. Significado de Laodicea: “Justicia de la Gente”

La definición del nombre de esta iglesia puede ser interpretada de dos formas, una negativa y otra positiva. Negativamente, se puede entender como el hecho de que quienes pertenecen a dicha doctrina se consideran justos, no porque lo sean, sino porque su doctrina y entendimiento está tan retorcido que no pueden reconocer lo que es la verdadera justicia, llamando lo bueno malo y lo malo bueno (Is.5:20); por lo tanto, en esta congregación se encuentran aquellos que se escoden tras la Justicia del mundo y no la Justicia de Yahwéh. En lo que respecta el aspecto positivo, el significado hace alusión a los últimos tres años y medio, en los cuales Yahwéh se encargará de ejecutar su Justicia en el mundo, en contra de todas las Naciones rebeldes; por ende, finalmente será establecida la “Justicia de la Gente”, de la misma manera que aquellos que sean parte de esta congregación únicamente lograrán entrar al reino de Yahwéh a través de la Justificación y no de la Salvación, por lo que serán parte de la gente del pueblo después de ser Justificados.

3.7.2. Lumbrera: Saturno

Existen dos conexiones importantes entre Laodicea y Saturno, la lumbrera que representa a esta congregación. Primeramente, en Hebreo el planeta es llamado Shabatai, por lo que está relacionado con el 7mo día, cuyo nombre es Shabat; razón por la que en Español el día es llamado Sábado, mientras que en Ingles es Saturday (Día de Saturno), lo cual nos muestra cómo durante la segunda mitad de los últimos 7 años, el tiempo simbolizado por esta iglesia, es cuando oficialmente iniciará el verdadero Shabat, que es el 7mo milenio de la historia humana, puesto que para Yahwéh un día son como mil años (Sal.90:4, 2Pe.3:8, Ap.20:2). Por otro lado, Saturno es una luminaria que en sentido negativo representa a Kronos, el dios del tiempo, conocido también como Satán (Samael), lo cual nos muestra que será en este momento que se acabará el tiempo del mundo actual (Ap.10:6), además de revelar la conexión de Laodicea con el Enemigo. Por este motivo, es que todo lo referente a la iglesia es simplemente una ilusión, al igual que el Adversario, ya que piensan ser ricos, sin entender que son desventurados, miserables, pobres, ciegos y están desnudos, de la misma forma que uno de los significados del nombre “Samael” es “el dios ciego”, lo cual significa que Samael es el verdadero poderoso de quienes pertenecen a esta iglesia, quienes son ciegos espirituales, al igual que el elohim al que adoran. 

Nótese cómo en la carta para Laodicea se hace alusión a los dos extremos del tiempo; primeramente al identificarse Mashíaj como el “Améin”, que es la palabra que se usa al Final de las oraciones; mientras que después declara ser el Principio de la creación, en contraste con Kronos, el falso elohim que es venerado como el creador del tiempo y por ende del principio mismo. De esta forma, Yahushúa desenmascara al enemigo que se hace pasar por el Creador ante quienes le alaban como tal; los cuales adoran la creación en vez de al Creador (Rm.1:25).

3.7.3. Cumplimiento: Plagas Postreras (Últimos 3.5 Años)

Como se mencionó en la sección anterior, a diferencia de las Congregaciones anteriores que representan las fiestas de Yahwéh que faltan por cumplirse, Laodicea representa las 7 Plagas Postreras que se manifestarán después de que las últimas 4 asambleas tenga su cumplimiento, las cuales finalizan con la 7ma Trompeta durante la fiesta de Shemini Atzéret, por lo que el periodo que representa esta congregación es el de las copas de la ira de Yahwéh, razón por la que el Todopoderoso vomita a quienes son parte de esta iglesia y por ende estarán en la tierra en ese tiempo, para ser castigados por su rebelión. Esta es también la causa por la que Yahushúa mencionó ser el principio de la creación, puesto que le está hablando a la congregación que estará presente durante el final de esta creación.

3.7.4. Doctrina: “Prosperidad”

Esta congregación es la que actúa con más indiferencia hacia el pecado, es por esto que Mashíaj declara en éste, el último libro de la Escritura, “Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo”; en contraste con el primer libro de la Toráh, donde Elohim declara que “el pecado está a la puerta, acechando” (Gn.4:7). Esto revela cómo Yahushúa viene a nosotros para rectificar todo en nuestra vida, así como rectifica la creación misma, desde el pecado de Adám y el de Caín, al matar a su hermano Hevel, cuando el Creador reveló la forma en que el pecado actúa. En las citas anteriores se puede ver cómo el Mesías se comporta con respeto hacia el libre albedrío de cada persona, ya que simplemente toca a la puerta para avisar que está disponible para entrar a nuestro corazón y llenarnos de vida en abundancia, a través de su espíritu, para llevarnos consecuentemente al Padre; mientras que por otro lado, podemos observar como el Pecado está asechando en la entrada, a la espera de que se abra la puerta solo un poco, para atacar a la persona, esclavizarla y finalmente llevarla a la muerte.

Las características de esta iglesia describen también a aquellas personas que se dejan llevar por las apariencias, razón por la que buscan pruebas físicas para creer, ya que solo pueden ver lo material, al ser espiritualmente ciegos, por lo cual caen en el error, de la misma forma que Samael es el malak encargado de todo lo que es material y carnal, ya que él mismo es ciego. Son personas que se consideran puros sin haber dejado de practicar el pecado, quienes hacen el mal pensando hacer bien, de la misma forma que aquellos que tienen su fe puesta en la falsedad, a través de las doctrinas de demonios enseñadas en las iglesias que creen ser bendecidas por tener posesiones materiales, lo cual en realidad los convierte en pobres espirituales, al creer que los frutos de seguir al Todopoderoso son las riquezas terrenales, por lo que no entienden el ámbito espiritual, ya que se encuentran atrapados en la ilusión del dinero.

Esta descripción también se refiere a quienes creen ya saberlo todo y su orgullo no les permite aprender nada nuevo, quienes buscan la bendición pero no al que bendice, por lo que sus aparentes bendiciones se convertirán en maldiciones que los llevarán a la perdición. Además, piensan que el conocimiento del verdadero Nombre del Padre y del Hijo no importa en lo absoluto, por lo cual Yahwéh les manda a arrepentirse y ser celosos. (Éx.34:14)

3.7.5. Reflejo en la Escritura

En la Escritura, el dios Saturno es llamado Quiún o Refán, dependiendo de la traducción. Entre los profetas, Amós nos revela que Yahwéh estaba airado contra el pueblo de Yisrael por haberle abandonado para adorar los ídolos Moloc y Quiún.

Amós 5:26
Antes bien, llevabais el tabernáculo de vuestros Moloc y Quiún (Saturno), ídolos vuestros, la estrella de vuestros dioses que os hicisteis.

Sin duda, este es un verso muy revelador, cuya explicación es el tema del 4to libro, pero en resumen, Yahwéh nos está diciendo que el pueblo, después de ser redimido de la esclavitud en Egipto, no estaba llevando con ellos la presencia del Elohim eterno, sino que el espíritu que habitaba en el Mishkan (“Tabernáculo”) era en realidad el de Moloc y Quiún (Heilel y Samael), como los dos Kerubim que cubrían el arca del pacto, donde se encontraban las dos tablas, con los mandamientos espirituales (4) y físicos (6) escritos en ellas. Es por esta razón que crearon el Hexagrama (✡), el cual está compuesto por dos triángulos: uno que asciende y otro que desciende, para representar lo celestial (2do Cielo) y lo terrenal, que a su vez es controlado por una de estas dos entidades. Esta estrella está compuesta por 6 picos, 6 lineas y 6 ángulos de 60º, por lo que es un símbolo en el que encontramos el número 666 y que funciona como una imagen para adorar las tres manifestaciones de Satán, a través de la unión de los dos triángulos que representan a Samael (Carne) [] y Heilel (Espíritu) [], mientras la unión de lo mismos está conectada con Azazel (Alma) []; por ende, la estrella Judía representa al Falso-Mesías. 

La estrella que está en la bandera de Israel es un símbolo satánico que el Rey David nunca utilizó, a pesar de que hoy en día le llamen la “Estrella de David”. Por otro lado, Salomón, quien se apartó de Yahwéh para adorar ídolos, hizo uso de este símbolo una vez que se había alejado de la verdad, ya que estaba incluido dentro de la mucha información que Salomón escribió con respecto al control de los demonios a través de diferentes métodos, razón por la que aun hoy en día este talismán es usado por brujos y brujas para poner hechizos sobre las personas, por lo que en Ingles se usa la palabra Hex, de Hexagrama (✡), para referirse a las maldiciones. Es lamentable que muchos Cristianos también utilizan la estrella pensando que es algo positivo, sin entender que es un símbolo de maldad, ni conocer la razón por la que los Judíos la usan, motivo por el que Yahwéh se refiere a ellos en las cartas anteriores como la Sinagoga de Satanás.

Hechos 7:42-43
Yahwéh se apartó de ellos y los entregó a que rindieran culto al ejército del cielo;
como está escrito en el libro de los profetas:
»“¿Acaso me ofrecisteis víctimas y sacrificios
en el desierto por cuarenta años, casa de Yisrael?
Antes bien llevasteis el tabernáculo de Moloc [Heilel]
y la estrella de vuestro dios Refán [Samael],
figuras que os hicisteis para adorarlas.
Os transportaré, pues, más allá de Babilonia.”

El verso de Amos, que también es citado en Hechos, nos revela que la congregación de Laodicea está conectada con el falso elohim mencionado en el verso; aunado al hecho de que esta iglesia, al igual que Yisrael, se ha alejado del verdadero Elohim, para terminar adorando a Quiún (Satán, Samael, Saturno, Kronos) a través de imágenes, símbolos y falsas doctrinas, sin siquiera poder reconocer a quien veneran verdaderamente, puesto que están ciegos. 

Isaías 65:11
Pero vosotros, los que dejáis a  Yahwéh,
que olvidáis mi apartado monte [Reino],
que ponéis mesa para la Fortuna (גד) [Dios/Moloc],
y ofrecéis libaciones al Destino (מני) [Dinero/Quiún].

En el verso anterior encontramos una conexión clara con Laodicea, además de varias revelaciones sorprendentes. Dependiendo de la traducción, el final del verso tendrá escrito Gad y Meni o Fortuna and Destino, ya que estos son los significados respectivos de las palabras utilizadas por la Escritura Hebrea como nombres. 

1. Yahweh identifica a estas personas como aquellos que lo abandonan, y por lo tanto rechazan la vida eterna, para ir a adorar a Dios (God) en su lugar, con la esperanza de obtener Dinero (Money), para controlar su Destino (Meni) a través de la Fortuna (Gad), al igual que los de Laodicea, que pensaban que eran ricos, debido a sus posesiones materiales y su falsa doctrina. 

2. De la misma manera que, en el mensaje a Laodicea, Mashíaj dice que si escuchan Su Voz [ת] y abren la Puerta [א], Él entrará y se sentará a la mesa y cenará con ellos, en Isaías vemos que ellos más bien preparan una mesa para los falsos elohim que invocan, es decir, Dios [God/Gad] y el ídolo al que adoran a través del Dinero [Money/Meni]. Entonces, en lugar de escuchar al Testigo como Moshe (Voz) para que la Ruaj HaKodesh entre en ellos a través de la confesión del Nombre Yahushúa (Puerta), para ser uno (Mesa) con Yahwéh, en realidad permiten que el espíritu de pecado ingrese a través de su confesión de Dios como padre, por lo que así preparan una mesa para el adversario. 

3. Gad es obviamente lo mismo que God (Dios), no solo fonéticamente, ya que en hebreo no se usa la vocal (גד). Lo mismo sucede con Meni y Money (Dinero), ya que la primera vocal no aparece en el Hebreo original (מני). Por lo tanto, estas entidades todavía están siendo adoradas por la gente.

4. God (Dios) es la entidad a cargo de la Fortuna del mundo, como el poderoso de este mundo (Ef.2:2, 2Cor.4:4), razón por la cual le adoran, mientras que Meni (Destino) es la entidad a cargo de los eventos que deben suceder durante el tiempo de esta realidad. Por lo tanto, God (Dios) es Heilel (Lucifer), quien aparece también como Moloc, en Amós; mientras que Meni es Samael, llamado también Kiun, Saturno y Kronos, quien está relacionado con el Tiempo. 

5. Por último, Dios (God) se presenta como la autoridad sobre la Fortuna del mundo, que es Heilel, mientras que el Dinero (Money) es su aspecto material, por lo que está claramente conectado con Samael, al igual que el tiempo del Destino (Meni) con Kronos. Por lo tanto, la kehila de Laodicea adora a Dios e idolatra al Dinero, por lo que la máxima manifestación de su adoración se realizará a través de la Marca de la Bestia, cuando acepten al Falso-Mesías (Azazel). 

Todo esto significa que incluso desde el principio, después de la redención de Egipto, los Yisraelim adoraban a Dios y al Dinero, que aparecen en Isaías como Gad [גד] y Meni [מני], y también son llamados Moloc [מֹּ֑לֶךְ] y Quiún [כיון].