Declarando el Fin desde el Principio

Esmirna | 3er Capítulo

3.2. Esmirna: [Judíos Mesiánicos] (Ap.2:8-11)
La carta a esta kehila describe a los ‘Judíos’ que aceptan al Mesías pero no usan su verdadero Nombre, ni el Nombre de su Padre, ya sea por tener los nombres y títulos falsos (Jesús/Yeshua | Jehová/Dios/Señor) o por pensar que no deben usarse, razón por la que los sustituyen por títulos como HaShem (El Nombre) y Adonai (Soberanos). Es por esto que son ricos a pesar de vivir en pobreza espiritual, al tener el Nombre pero no invocarlo, como alguien que posee oro pero se rehusa a usarlo para no perderlo o se opone a ayudar al prójimo por no deshacerse de su dinero. Esto también indica que son personas espiritualmente pobres, al no conocer al verdadero Elohim y Salvador, aunque puedan tener abundantes riquezas materiales. 

Apocalipsis 2:8-11 [Mercurio] (Yom Kippur)
»Escribe al ángel de la iglesia en Esmirna [“Mirra”]»“El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: »”‘Yo conozco tus obras, tu tribulación, tu pobreza (aunque eres rico) y la blasfemia de los que dicen ser judíos y no lo son, sino que son sinagoga de Satán. No temas lo que has de padecer. El diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. ¡Sé fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida! El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El vencedor no sufrirá daño de la segunda muerte.’”

Características de Esmirna:

    • Tienen Obras.
    • Han pasado y están por pasar Tribulación.
    • Están en Pobreza (Literal y Espiritual, por no usar el Nombre que enriquece).
    • Hay Yahudim falsos entre ellos, llamados Judíos (Kazhar/Edomitas).
    • Algunos serán presos durante la Tribulación (Los 2 Testigos por 10 días).
    • A los vencedores de éste grupo se les dará la vida eterna al ser resucitados.

3.2.1. Significado de Esmirna: “Mirra” 

La palabra Esmirna significa “Mirra”, que es una sustancia aromática utilizada en la antigüedad para embalsamar a los muertos (Jn.19:39) y como anestésico para los moribundos o condenados a muerte, al mezclarlo con vino (Mr.15:23); razón por la que se encontraba entre los regalos que los sabios del oriente dieron a Yahushúa (Mt.2:11), ya que representa el sufrimiento que pasaría al morir sacrificado. Esto confirma que quienes pertenecen a la doctrina de Esmirna tendrán que morir en tribulación, por no aceptar los verdaderos Nombres, pero aquellos que hayan sido justificados a través de la fe y cumplan los mandamientos, entrarán al reino al ser resucitados. Por esta razón, Yahwéh menciona en la carta para Esmirna, que Él estuvo muerto y vivió, porque aun los vencedores de esta congregación tendrán que ser fieles y perseverar hasta morir, pero después el Cordero les devolverá la vida al entrar al Reino de Yahwéh, como su pueblo. 

3.2.2. Lumbrera: Mercurio 

Al iniciar el mensaje para esta iglesia, Yahwéh declara ser el Primero y el Último, lo cual quiere decir, entre otras cosas, que su doctrina no cambia, así como Yahwéh no cambia (Mal.3:6); para que aquellos que pertenecen a esta congregación no se dejen engañar por el Falso Mesías, a quien llaman “Anticristo”, quien aparecerá alegando ser el verdadero ungido profetizado en la Escritura, sin embargo, no se apegará a ella y terminará por abolirla a través de una interpretación completamente falsa, debido a que es el hijo de perdición (2Tes.2:3). Este Cristo, que el mundo aceptará, será una combinación de tres entidades: el cuerpo de Samael, el Espíritu de Heilel (Lucifer) y el Alma de Azazel (Lev.16:8). Este último es a quien representa el título “la Abominación Desoladora” (Dn.11:31); Heilel su elohim, su guía, su ideal, voluntad y vanidad; mientras Samael su empuje, su fuerza, su ego, orgullo y deseo. Se debe recordar que en Hebreo, “Satán” quiere decir “Adversario”, mientras que “Diablo” en Griego significa “Acusador”; por lo tanto, son títulos que pueden describir a todo espíritu maligno, demonio o ángel caído, que se levante en contra del hombre como enemigo; lo que significa que cuando la Escritura se refiere a Satán, no habla específicamente de una sola entidad, sino de cualquier criatura que sirva o cumpla la voluntad de alguno de los tres ángeles caídos ya mencionados. 

Los Romanos adoraban a Azazel como Mercurio, los Griegos como Hermes, el mensajero de los dioses, ya que según el Libro de Janók (“Enoch”), este Malak descendió en el tiempo de Nóaj (“Noé”) para entregar a la humanidad conocimiento oculto, enseñar a los hombres a hacer armas de guerra para que se multiplicaran las muertes y a las mujeres mostró cómo mezclar ciertas plantas para llevar acabo hechizos y hacer maquillaje para multiplicar la lujuria. Por estas razones, Yahwéh puso sobre él todo el pecado de la historia y será condenado en el Juicio Final, así que primero intentará engañar al mundo entero, para que lo acompañen en su castigo (1Enoch 8:1-3, 9:6, 10:4-9, 13:1-3). Este falso poderoso era venerado como dios de los pastores, los oradores, la astucia de los comerciantes, ladrones y mentirosos; características que describen acertadamente al Falso Mesías, que es el Pastor Inútil (Zc.11:17), quien da la astucia a todos esos pastores falsos que engañan a iglesias enteras con su oratoria, únicamente para hacer dinero, al comerciar con la fe, para convertir la religión en un negocio, lo cual caracteriza a la doctrina de la prosperidad y por supuesto al Vaticano, que está plagado de oro, piedras preciosas y perlas (Ap.18:16). Además, el Falso Mesías es el ladrón que entra en el redil por otro lado que no es la Puerta (Jn.10:1), para robar y destruir (Jn.10:10), es el Engaño (Dn.8:25) y la Mentira (Rm.1:25, 2Ts.2:11, Jn.8:4), puesto que Yahushúa es la Verdad (Jn.14:6). 

En un sentido espiritual positivo, el Planeta Mercurio representa al Profeta, titulo que proviene del Griego “Profetes” (G4396), que a su vez viene del Hebreo “Navi” (נביא) y significa “Portavoz” (H5030) o ‘quien revela algo oculto’, ya que el Profeta es la persona que Yahwéh envía para hablar al pueblo; por lo tanto, esto hace alusión a los Dos Testigos del final de los tiempos, específicamente al Testigo como Moshé (Moises), que como veremos más adelante, es llamado a través de la Escritura “el Profeta”. Éste Navi es la segunda manifestación de Yahwéh, el Postrero, como él mismo se identifica al iniciar su carta a Esmirna, para no ser confundido con el Falso Mesías Azazel, el Angel Caído representado por Mercurio, puesto que Yahushúa mismo, quien en su 1ra manifestación vino como la Puerta (Jn.10:7-9), dijo que durante su 2da manifestación vendría como el Buen Pastor (Jn.10:11-17), momento en el que se presentaría como Ladrón en la Noche (Ap.16:15), con la astucia de la Serpiente y la inocencia de la Paloma (Mt.10:16). Igualmente, así como el Primero vino como la Palabra, el Último vendría como la Voz; es decir, el Orador o Portavoz oficial de Yahwéh y Yahushúa, por lo cual es la Voz de Trompeta que Yahujanan escucha al recibir la Revelación.

3.2.3. Reflejo en la Escritura:

En las páginas del Libro de Hechos se encuentra un simple y claro reflejo de lo que simboliza la lumbrera de esta iglesia, ya que se relata una historia en la que ciertos gentiles paganos, después de observar el poder de Yahwéh al sanar a través del Apóstol Paulus a un paralítico de nacimiento, deciden adorar a Paulus y BarNabi, al pensar que eran Mercurio y Júpiter respectivamente. En este contexto, Paulus (“Pablo”) representa al “Profeta como Moshé”, la 2da Manifestación de Mashíaj, por lo que no es de sorprenderse que fuese llamado Mercurio, mientras BarNabí, su compañero, representa al Testigo como EliYahu, quien representa un hijo espiritual del Último, simbolizado por el nombre “BarNabi”, que quiere decir “Hijo del Profeta”. Todo esto aunado al hecho de que EliYahu hizo descender fuego del cielo en repetidas ocasiones (1Re.18:36-40, 2Re.1:10-12), así como Júpiter (Zeus) es llamado el dios del rayo.

Hechos 14:8-20
Cierto hombre de Listra [Redención] estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado. Éste oyó hablar a Paulus [Pequeño], el cual, fijando en él sus ojos y viendo que tenía fe para ser sanado, dijo a gran voz:  —¡Levántate derecho sobre tus pies! Él saltó y anduvo. Entonces la gente, al ver lo que Paulus había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica [Tierra de Lobos]: «¡Elohim con la semejanza de hombres han descendido a nosotros!»  A BarNabí [Hijo del Profeta] llamaban Júpiter [Dios/Zeus], y a Paulus [Pequeño], Mercurio [Hermes], porque éste era el que llevaba la Palabra [Yahushúa]. El sacerdote de Júpiter [Dios], cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios. Cuando lo oyeron los apóstoles BarNabí y Paulus, rasgaron sus ropas y se lanzaron entre la multitud, gritando y diciendo: —¿Por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Elohim vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay. En las edades pasadas él ha dejado a todas las gentes andar por sus propios caminos; si bien no se dejó a sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos, llenando de sustento y de alegría nuestros corazones. Pero aun diciendo estas cosas, difícilmente lograban impedir que la multitud les ofreciera sacrificio. Entonces vinieron unos judíos de Antioquía [Impulsado en Contra] y de Iconio [Ídolo] que persuadieron a la multitud; apedrearon a Paulus y lo arrastraron fuera de la ciudad, pensando que estaba muerto. Pero estando rodeado por los discípulos, se levantó y entró en la ciudad. Al día siguiente salió con BarNabí para Derbe [Cubierta de Piel].

En estos versos no se menciona el nombre del hombre invalido, sino únicamente el nombre de su ciudad (Listra), debido a su significado, para de esta forma hacer referencia al tiempo de la Redención, como el momento en que se cumplirá el reflejo que se revela a través de los eventos descritos. Los habitantes de esta ciudad hablaban la lengua Licaónica, que según la concordancia significa “Tierra de Lobos”, lo cual indica que usaban sus palabras para causar daño, además del hecho de que Paulus y BarNabi se encontraban en ese momento como ovejas entre lobos, así como sucederá al presentarse los 2 Testigos en este mundo. Al identificar a estas personas como lobos, entendemos también la razón por la que van de un extremo al otro en el error, al pensar primero en idolatrarlos y terminar por apedrear a Paulus hasta el punto de creerlo muerto. 

Es significativo cómo el sacerdote de Dios (Júpiter/Zeus) trae toros para sacrificar a su falso elohim, puesto que el Testigo como Moshé es descendiente de Yahusef (“José”), quien es comparado con un Toro y simboliza al Toro sacrificado para expiación durante Yom Kippur, que es la Asamblea conectada con esta Kehila. Además de los toros, que hacen alusión al sacrificio del Último, también traían guirnaldas para las puertas, tradición que aún practican quienes celebran la fiesta pagana llamada “Navidad”, lo cual revela que son para la adoración del falso elohim y no de Yahwéh ni su Hijo. 

Luego de que Paulus da testimonio de la verdad, aparecen los Judíos de Antioquía e Iconio, nombres que significan “Impulsando en Contra” e “ídolo”, que es exactamente lo que estos Judíos llegaron a hacer, al comportarse como idolatras de la mentira, al impulsar a los gentiles a estar en contra de lo predicado por Paulus. De esta forma, llegaron a actuar como los Fariseos con Yahushúa y como los sacerdotes de este tiempo se comportarán con los Testigos, razón por la que terminaron por apedrear al Apóstol hasta pensar que estaba muerto. Sin embargo, de la misma manera que Paulus se levanta ante los discípulos en la historia, así los Testigos, después de ser asesinados, resucitarán y aparecerán ante los Escogidos, ya que inmediatamente Paulus y BarNabi deciden ir a la tierra de Derbe, que significa “Cubierta de Piel”, lo cual hace referencia al cuerpo nuevo que recibirán al ser resucitados.

3.2.4. Asamblea: Yom Kippur (“Día de Expiación”)

La congregación de Esmirna (Mirra) simboliza la Asamblea de Yom Kippur, la cual se celebra 10 días después de Yom Teruah (Día de Trompetas), la convocación conectada con la congregación anterior, por lo que Yahwéh específicamente declara que algunos pasarán Tribulación al ser echados en prisión por 10 días, lo cual hace alusión al tiempo que los Testigos pasarán encarcelados, antes de morir en Yom Kippur. Esto sucederá como el cumplimiento de uno de los reflejos que se encuentran en el Libro de Yasher (Jos.10:13, Sam.1:18), específicamente cuando Nimrod metió preso a Abraham por 10 años (Yasher 12:1), antes de echarlo en un fuego que no lo pudo consumir, ya que Yahwéh lo protegía. Este acontecimiento será similar al momento en que la 2da Bestia haga descender fuego del cielo para matar a los 2 Testigos, quienes resucitarán 3.5 días después, como si el fuego no hubiese causado el daño esperado. 

Como veremos en más detalle, el Último recibe dos porciones, como primogénito, ya que tiene dos facetas o mantos y por ende es representado por dos patriarcas, Abraham y Yaakov, quienes son ejemplos de padres. Por un lado, Yaakov es el padre de las 12 Tribus de Yisrael, mientras que Abraham es el padre de la fe, además de que su nombre significa “Padre de Naciones”, lo cual hace alusión al hecho de que el Último gobernará sobre las Naciones con vara de hierro y será Rey sobre las 12 tribus de Yisrael, como el renuevo de David. Además de su posición de padres, ambos, Abraham y Yaakov, recibieron un nombre nuevo después del pacto y obtener la promesa de ser bendecidos, primeramente Abram (“Padre Exaltado”) pasó a llamarse Abraham (Gn.17:4-6), mientras que Yaakov (“Suplantador”), después de luchar contra elohim, recibió el nombre Yisrael (“Quien Contiende con Elohim”/“Principe de Elohim”/“Quien Reinara como Elohim”).  (Gn.32:28) 

Así que todo indica que será en la fiesta de Yom Kippur, que es el 10 del 7mo mes, el momento en que los 2 Testigos serán sacrificados, lo cual es representado por el nombre de esta congregación, que significa Mirra, sustancia que también se usaba como incienso y se ofrendaba a través de fuego, características que se conectan con la forma en que morirán los Testigos, además de su resurrección tres días y medio después, razón por la que Mashíaj también menciona, en la carta, el hecho de que él estuvo muerto y volvió a la vida, para relacionarlo con lo que los Testigos tendrán que pasar. 

De la misma forma que Mercurio representa al Profeta como Moshé en un sentido positivo y a Azazel en un sentido negativo, en Yom Kippur se traían dos machos cabríos al Templo, por los cuales se echaban suertes, para así decidir cual sería ofrecido a Yahwéh y cual se soltaría en el desierto para Azazel (Lev.16:6-11). El primero era sacrificado por los pecados del pueblo, mientras el otro recibía toda la culpa y era enviado al desierto para llevar la iniquidad lejos, suceso que se cumplió durante la 1ra manifestación de Mashíaj, cuando Pilato ofreció liberar a uno de dos prisioneros, a Yahushúa (Yahwéh Salva) el Hijo del Padre Todopoderoso o a BarAbba Yeshua (“Hijo del Padre de Salvación”), quien representaba al Falso-Mesías, Azazel (Mt.27:15-31, Mr.15:6-20, Lc.23:17-25, Jn.18:40). La gente prefirió a BarAbba y éste fue liberado, de la misma forma que el macho cabrío de Azazel era enviado al desierto, para mostrar cómo es que el mundo terminará por escoger al Falso-Mesías.

Los últimos siete años se dividen en dos mitades de tres años y medio: durante la 1ra mitad sucederá la Tribulación, mientras que en la 2da pasará la Gran Tribulación. Esto se muestra en el mensaje a esta congregación, a quien se le informa que tendrá que pasar por Tribulación, lo cual es muy diferente a lo que creen la mayoría de quienes predican el Rapto Cristiano; además de referirse a la Tribulación que pasarán los 2 Testigos al estar presos por 10 días, al final de los cuales serán asesinados por la Bestia. Es entonces a partir de la resurrección de los Testigos, que iniciará la Gran Tribulación, en la que morirán los Muchos. 

3.2.5. Doctrina: “Judío Mesiánica”

Entre los mensajes a las 7 iglesias del Mesías, únicamente en el de Esmirna y Filadelfia se menciona a los Falsos Yahudim, aquellos “que dicen ser judíos y no lo son, sino que son sinagoga de Satán”, por lo que estas dos Kehilot están directamente conectadas entre sí, como también se pueden observar en la Menorah, donde Esmirna es la segunda y Filadelfia es la penúltima. Además, esto simboliza las dos principales convocaciones que faltan por cumplirse, Yom Kippur y Shemini Atzéret, que es cuando sucederá la muerte de los 2 Testigos y la Cosecha de los Escogidos respectivamente. Las otras cinco congregaciones están compuestas principalmente por gentiles que han llegado a creer en la muerte y resurrección del Mesías, mientras que tanto Esmirna como Filadelfia están formadas por los verdaderos Yisraelim (Yahudim). Es por esta razón que Yahwéh menciona a los Judíos como un problema que estas congregaciones han tenido que enfrentar, ya que han sido los Falsos Yahudim quienes han entrado como lobos entre ovejas a enseñar falsas doctrinas, así como también para introducir tradiciones y mandamientos de hombres, con el objetivo de sujetar a los creyentes al yugo de la ley y no al del favor, la letra en vez del espíritu, que fue lo que vino a revelar y dar Yahushúa a los creyentes (Mt.15:1-9, Mr.7:6-13, Rm.5:20-21, 6:14, Cl.2:8, 2:20-23, 2Co.3:5-6, Tit.1:13-16). 

Por otra parte, son los Judíos y no los Yahudim, quienes han tomado el lugar del pueblo escogido ante el mundo y están en control de la tierra de Yisrael, que claramente no les pertenece. Es por estos motivos, que Esmirna representa a los Judíos Mesiánicos, ya que hace referencia a aquellos que buscan sus raíces Hebreas, pero se pierden en la letra y la ley (Rm.8:2); pues en su mayoría se interesan más por su identidad genética y carne “Judía”, que por conocer verdaderamente a Yahwéh y a su Hijo, para así servir correctamente. Lo anterior se agrega al hecho de que estas dos congregaciones, Esmirna y Filadelfia, están compuestas por verdaderos Yahudim y se conectan en la Menorah, además de representar las principales asambleas que faltan por cumplirse. También es interesante notar que estas congregaciones son representadas por Mercurio y Júpiter respectivamente, que son las mismas lumbreras mencionadas en el reflejo del Libro de Hechos, en el que Paulus y BarNabi simbolizan a los 2 Testigos, quienes están conectados con estas 2 Kehilot principalmente.

Un último detalle, con respecto a los creyentes de esta congregación, es que aquellos que se hacen llamar “Judíos Mesiánicos” suelen evitar usar el nombre de Yahwéh, por seguir costumbres de Fariseos y Masoréticos. Además, emplean un nombre erróneo para referirse al Mesías, al llamarlo Yeshua, que proviene de Yeshu, el acrónimo de la maldición Judía más fuerte, que se pronuncia Yemakj Shemo UeZikhro” (ימח שמו וזכרו) y quiere decir “Que su Nombre y el Recuerdo de él sean Borrados”. Esta maldición fue utilizada originalmente por aquellos que no creían en el Mesías Yahushúa, quienes también intentaron deshacerse de su verdadero Nombre y se infiltraron en la iglesia para enseñar un falso Testimonio. Estos cambiaron la enseñanza original del Mesías por doctrinas de demonios (1Tim.4:1), y de esta manera lograron sustituir la verdadera Fe (1Jn.3:23, Stg.1:27) por diversas tradiciones, practicas y creencias paganas, que no son más que vanidad; una simple ilusión para engañar el corazón (Jer.17:9).