Declarando el Fin desde el Principio

Éfeso

3.1. Éfeso: [Protestantes] (Ap.2:1-7)
Aquellos que siguen la doctrina de Éfeso están en contra de los que se aprovechan del “Evangelio”, y al mismo tiempo, buscan seguir los mandamientos, lo cual hace que tengan obras, sin embargo, su problema es que abandonaron el Nombre del Todopoderoso, razón por la que Yahwéh les manda a arrepentirse y volver a su primer amor, que es trabajar arduamente por su Nombre. 

Apocalipsis 2:1-7 [Luna] (Yom Teruah)
»Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso [“Permitido”]:
»“El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que camina en medio de los siete candelabros de oro, dice esto: »”‘Yo conozco tus obras, tu arduo trabajo y tu perseverancia, y que no puedes soportar a los malos, has probado a los que se dicen ser apóstoles y no lo son, y los has hallado mentirosos. Has sufrido, has sido perseverante, has trabajado arduamente por amor de mi Nombre y no has desmayado. Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor [el Nombre]. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, arrepiéntete y haz las primeras obras [por el Nombre], pues si no te arrepientes, pronto vendré a ti y quitaré tu candelabro [Congregación] de su lugar. Pero tienes esto: que aborreces las obras de los Nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en medio del paraíso de Yahwéh.’”

Características de Éfeso:

    • Tienen Obras.
    • Están en contra de los Falsos Apóstoles.
    • Dejaron su 1er Amor (el Nombre y la búsqueda de la Verdad).
    • Aborrecen a los Nicolaítas (Sacerdocio que controla al Pueblo).
    • A los vencedores de éste grupo se les dará vida eterna al resucitar.

3.1.1. Los Nicolaítas:

Según la concordancia, Nicolaíta (G3531) significa “Destrucción del Pueblo” y proviene del Griego “Nicolaos”, que se traduce como “Triunfo sobre el Pueblo” y que a su vez está formada por “Nico” (G3534), que significa “Derrota Completa”, dominio o conquista sobre otros; y “Laos” (G2992), que quiere decir “Pueblo”. De esta forma podemos deducir que la doctrina Nicolaíta se basa en el domino de los Sacerdotes sobre el Pueblo, mientras que Yahushúa nos mandó a servir. (Mr.9:34-35) 

Nicolás = “El que Destruye al Pueblo”

Una referencia moderna a este nombre es el llamado “San Nicolás”, también conocido como “Santa Claus”, nombre que a su vez es un anagrama que quiere decir “las Garras de Satán” (Satan’s Claws). [SATAN=SANTA]

De esta manera se formó el “Clero” y el “Laicado”, grupos sacerdotales con privilegios especiales, un fuerte vínculo con el César y un evidente dominio sobre el pueblo. 

Mateo 23:6-11
aman los primeros asientos en las cenas, las primeras sillas en las sinagogas, las salutaciones en las plazas y que los hombres los llamen: “Rabí, Rabí” [“mi Maestro”]. »Pero vosotros no pretendáis que os llamen “Rabí”, porque uno es vuestro Maestro, el Mesías, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra [como al Papa o sus sacerdotes a quienes llaman padres], porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros, porque uno es vuestro Maestro, el Mesías. El que es el mayor de vosotros sea vuestro siervo.

3.1.2. Lumbrera: La Luna

La Religión oficial de la tierra de Éfeso era la adoración a Diana, quien es idolatrada como la diosa de la Luna, lumbrera que representa a esta Iglesia.

Hechos 19:28-29
Cuando oyeron estas cosas se llenaron de ira, y gritaron, diciendo: 
«¡Grande es Diana de los Efesios 
La ciudad se llenó de confusión 

Este verso no solo identifica a Diana como la diosa principal de los Efesios, sino que también nos muestra claramente que aquellos que la adoran tienen un espíritu de ira, en vez del espíritu de paz que se recibe a través de Yahushúa; por lo que su reacción al encontrarse con la doctrina verdadera, es la de airarse y gritar, en vez de escuchar para entender y tomar una decisión lógica y razonable, ya sea para creer o para debatir con un argumento de peso. Más que esto, una vez que ellos empiezan a adorar a Diana, la Escritura relata que la ciudad se llenó de confusión, que es el significado del nombre Babel, la ciudad conocida como Babilonia, lo cual revela que la Ciudad en la que se adora a Diana (Semiramis / Artemis / María) es aquella en la que se encuentra el Espíritu de Confusión; lo que quiere decir, que ella es la Gran Ramera de Babilonia (H894), Madre de las Rameras y de las Abominaciones de la Tierra (Ap.17:5). 

Lo anterior es un punto clave para entender correctamente cual es la ciudad de la Gran Ramera hoy día en sentido espiritual, ya que en un principio la protección de las Naciones se dividió entre 70 Ángeles (Dt.32:8), por lo que la porción de tierra en la que vivía una determinada Nación estaba bajo la cobertura de uno de estos Ángeles (Ez.28:14), como por ejemplo la tierra de Babilonia en el pasado, razón por la cual eventualmente empezaron a ser adorados como elohim (“dioses”) por aquellas personas que pertenecían a estas naciones y buscaban algo tangible para sus cinco sentidos, sus emociones, su poco entendimiento y su sabiduría terrenal, animal y diabólica (Stg.3:13-18). 

Más adelante en la historia, cuando las Naciones empezaron a mezclarse y multiplicarse, dichos Ángeles que antes eran adorados según las porciones de tierra en las que habitaba cada nación bajo su cuidado, llegaron a ser adorados según las creencias de específicos grupos de gente, a través diferentes religiones, incluso dependiendo de las doctrinas o denominaciones dentro de cada religión; como la iglesia falsa que hoy en día adora a este mismo espíritu de confusión: la Babilonia espiritual. 

Nótese también, que entre el Sol y la Luna, las principales lumbreras en el cielo, el Sol es Masculino y la Luna Femenina, es decir, el Sol representaría a Adám, mientras la Luna a Java (Eva), quien comió primeramente del Árbol del conocimiento del Bien y el Mal. Esto resulta interesante por el hecho de que el Mesías ofrece a aquellos que sean vencedores de este grupo, el darles a comer del Árbol de la Vida, ya que fue la “Luna” (Éfeso/Java) quien desobedeció y comió del árbol del conocimiento en el principio; lo cual provocó que la muerte entrara al mundo, al darle del fruto a Adám. He aquí una muestra de la dualidad que existe en esta dimensión, ya que así como para los paganos la Luna representa a Diana y el Sol al Falso Elohim y Cristo; en la Escritura vemos que la Luna también simboliza a la Iglesia de Yahushúa, la Esposa del verdadero Mashíaj, quien a su vez es el Sol de Justicia (Mal.4:2). 

3.1.3. Doctrina: “Protestante”

La congregación de Éfeso tuvo que luchar contra la falsedad que había en su tierra, donde adoraban principalmente a Diana, lo cual es análogo a la forma en que la iglesia “Protestante” inició como un movimiento que buscaba destruir las falsas doctrinas creadas por la iglesia Católica, que honra al mismo espíritu que adoraban en Éfeso, pero a través del nombre ‘María’. La religión católica inició oficialmente en el Imperio Romano durante el 1er Concilio de Nicea, en el año 325 después de Mashíaj, lo cual significa que la Apostasía inició poco tiempo después de que el Mesías ascendió al Padre (1Jn.4:2-3, 2Ts.2:7-8), momento en el que la iglesia establecida comenzó a alejarse de la verdad. Esto ocurrió al mezclar el verdadero Testimonio de Yahushúa con las costumbres paganas de adoración al Sol Invictus como el “Cristo Helio”, a Diana (Luna) con el nombre María y a los demás Astros como los Santos. (Dt.4:19, 17:2-5, 2Re.23:4-6, Jr.8:2)

Ahora bien, con el pasar del tiempo, los creyentes simbolizados por la iglesia de Éfeso, dejaron de lado su “protesta” para llegar a convertirse en “evangélicos” y más recientemente han empezado un retroceso a la iglesia Católica, como Yisrael volviendo a Egipto; por ejemplo, al establecer convenios ecuménicos para unir a todas las religiones bajo aquel a quien llaman “Papa”, que es el representante de María (Diana) en la tierra. Esta regresión de una gran parte de los creyentes, es a lo que hace referencia el mensaje a esta iglesia, al mencionar que iniciaron trabajando arduamente por amor a la verdad (אמת), que es uno de los títulos del Todopoderoso y su Hijo, pero dejaron ese amor y es por esta razón que Yahwéh les manda a arrepentirse y volver a buscar la verdad como al principio, para que así retornen a su hijo Yahushúa el Mesías (Sal.31:5, Jn.14:6). 

3.1.4. Asamblea: Yom Teruah (“Día de Trompetas”)

Entre las Asambleas que Yahwéh nos mandó a celebrar en Levítico 23, hay 4 que se cumplieron durante la manifestación de Yahushúa y 4 que se cumplirán en los tiempos finales. Yom Teruah (Día de Trompetas) es la primera de las últimas 4 fiestas que aún quedan por cumplirse y es representada por esta congregación (Éfeso), además de ser la única asamblea que acontece durante un primer día del mes. Según está escrito (Dn.7:25), en los últimos días la Bestia buscaría cambiar los tiempos, lo cual ha ocasionado que exista una gran cantidad de calendarios falsos, principalmente el Gregoriano, que es utilizado por la mayoría de Cristianos y está basando en el sol, mientras el Judío se enfoca completamente en la Luna, que es la lumbrera conectada con esta Kehila.   

Al estudiar cuidadosamente la Escritura y el libro de Janók, se concluye que el calendario que Yahwéh dejó a su pueblo para que celebrase correctamente cada una de sus asambleas, es uno de 360 días, más 4 días para cambio de Estación, basado en los movimientos del sol, la luna y las estrellas, en conjunto, como un reloj que utiliza tres agujas (Hora, Minutos y Segundos). Aquellos que se encuentran en confusión (Babel), como quienes se encontraban en Éfeso adorando a Diana (la Gran Ramera), siguen un calendario Lunar, ya que están en oscuridad y por lo tanto inician el día a las 6pm, puesto que además de adorar a la Luna, también rinden culto a Saturno, a quien la Escritura se refiere como Quiún y Refán (Am.5:26, Hch.7:43). 

Este problema con el calendario ocasionará que no estén preparados para el día del cumplimiento de la cita con Yahwéh, ya que Yom Teruah es el primer día del 7mo mes, por lo tanto los Judíos, así como muchos Mesiánicos, quienes también han salido en protesta por la falsedad del cristianismo, lo celebran durante una Luna Nueva (Diana), por lo que conecta a los miembros de Éfeso directamente con la luminaria que representa a esta iglesia. Así como los Judíos por seguir la Luna no sabían cuándo saldría la primera señal de luz para poder iniciar la fiesta, razón por la que eventualmente celebrarían por dos días, de la misma manera estarán en tinieblas cuando suceda la manifestación del profeta como Moshé, que es el Sol de Justicia (Mal.4:2). Además, Yahwéh hace alusión al mes, que inicia con la celebración de esta Asamblea, al decir que tiene las 7 estrellas en su diestra y que camina en medio de los 7 candelabros, para así apuntar al mes de Eitanim (Tishri). Todo lo referente a estas asambleas, en relación a sus futuros cumplimientos, se explicará con más detalle en el capítulo 11.

3.1.5. Significado de Éfeso: “Permitido”

El nombre Éfeso quiere decir “Permitido”, que hace alusión al hecho de que será durante el verdadero día de Yom Teruah, que Yahwéh le permitirá al Gobierno Mundial y a la Iglesia Falsa apresar a los 2 Testigos, además de que la iglesia que hoy en día adora a Diana con el nombre María, se asegurará de que los maten días más tarde; lo cual también les será permitido, de la misma forma que al imperio Romano le fue permitido sacrificar a Yahushúa el Mesías.

3.1.6. Reflejo en la Escritura:

La primera ciudad en ser conquistada por Yisrael al entrar a la tierra prometida fue Yerijó (“Jericó”), que significa “su Luna”רחו), ya que Luna en Hebreo se pronuncia “Yareaj”רח) y en un sentido espiritual positivo representa a la Novia del Cordero, su Iglesia Escogida, que ha recibido su Espíritu (רוחו). Después de haber caminado 40 años por el desierto y ocurrir la muerte de Moshé, Yahushúa BenNun (“Josué hijo de Nun”) envió 2 Espías a reconocer la ciudad de Yerijó (Jos.2:1); éstos se hospedaron en el hogar de una Ramera llamada Rajav (רחב), la cual los recibió y escondió de quienes buscaban matarlos, razón por la cual se le perdonó la vida a ella y a todos los de su casa. Más adelante, al entrar a la tierra prometida, Yahushúa (“Josué”) pasó con Yisrael por el Yardein (“Jordán”) sin mojarse; de la misma forma que al salir de Egipto, Moshé pasó con el pueblo por el Mar de Juncos (“Mar Rojo”) en seco. (Jos.3:17, Jos.4:22-24)

Posteriormente, el Principe de los Ejércitos de Yahwéh se le apareció a Yahushúa (Jos.5:13-15), así como el Enviado de Yahwéh se manifestó ante Moshé como un fuego en la zarza (Éx.3:1-5), diciéndoles a ambos que se quitaran sus sandalias pues estaban en un lugar apartado. Yahwéh entonces ordena al pueblo rodear la ciudad de Yerijó (“Jericó”) una vez durante 6 días (Jos.6:3), mientras los Kohanim (“Sacerdotes”) tocaban los cuernos de carnero como trompetas y el pueblo permanecía callado, sin embargo, en el 7mo día debían rodear la ciudad 7 veces (Jos.6:4), seguidos por 7 Kohanim que debían tocar sus cuernos, mientras el pueblo debía gritar con fuerza al escuchar el Toque Extendido (Teruah Guedola), lo cual ocasionaría que los muros cayeran y el pueblo pudiese finalmente entrar a conquistar la tierra prometida. 

Este relato es un reflejo asombroso de lo que sucederá en la primera mitad de los últimos 7 años, ya que todo lo que aconteció cuando Yahushúa BenNun tomó la ciudad de Yerijó (“su Luna”) fue una representación de cuando el Mesías Yahushúa tomará a la Kehila Escogida (su Esposa), que está compuesta por aquellos que han abandonado las falsas doctrinas, de la misma manera que al entrar a la tierra prometida, Yahushúa BenNun salvó a Rajav, quien antes era una Ramera, para representar a aquellas congregaciones alrededor del mundo que practicaban la fornicación espiritual ejemplificada por Éfeso (Diana), pero que se arrepintieron de sus obras y salieron de ella (Ap.18:4), al aceptar a los 2 Testigos, así como Rajav recibió a los 2 Espías, convirtiéndose de esta forma en la escogida (He.11:31, Stg.2:25). Por lo tanto, así como le tomó a Yisrael 40 años y la muerte de Moshé para poder entrar a la tierra prometida, a la iglesia le ha tomado 40 Jubileos (2000 años) y todavía falta la muerte del Testigo como Moshé, para que los escogidos sean llevados al lugar preparado, como Yahwéh ha prometido, antes de tomar la tierra entera y finalmente entrar a la Nueva Yerushalaim. El hecho de que pasaron el Yardein (“Descendiendo”) en seco, representa como la Iglesia Escogida será llevada a otra realidad sin experimentar la muerte, ya que el Yardein, por su significado, representa el descender al Sheol (Lugar de los Muertos), razón por la que Yahushúa HaMashíaj fue inmerso en el Yardein por Yahujanan, para representar su muerte y resurrección, mientras que el hecho de pasar por dicho rio sin siquiera mojarse significa el pasar a la otra dimensión sin morir, que es lo que sucederá con los Pocos durante la cosecha. Yahushúa (“Josue”) pasó por el Yardein en seco en vez de Moshé, como una imagen de que el Último, el Testigo como Moshé, tendrá que morir antes de hacerse uno con el Primero, al resucitar como Yahushúa y entrar con los Escogidos, como Mashíaj. Por supuesto, esto es reflejado en el sucesor de Moshé, a quien se le otorgo el nombre Yahushúa como una señal para reconocer al Primero, pero que era descendiente de Yahusef, para así también comprender lo referente al Último. 

La experiencia que tuvieron Moshé y Yahushúa BenNun con el Malak (“Ángel”) de Yahwéh, nos muestra la conexión directa que existe entre ellos dos, además del hecho de que ambos representan al Mesías, Primero y Último. Yahushúa HaMashíaj vino hace 40 Jubileos para sacar al pueblo de la esclavitud al pecado, como Moshé saco al pueblo de la esclavitud en Egipto, 40 años antes de entrar a la tierra prometida. El Último viene al final de los tiempos para conquistar la tierra con los escogidos, como Yahushúa BenNun entró a Yerijó con la nueva generación que no se había rebelado contra Yahwéh. Por otro lado, el Primero fue llamado Yahushúa por el Padre, mientras el Último es llamado el “Profeta como Moshé” por la Escritura, para mostrarnos que lo que uno cumple fisicamente, el otro lo hace espiritualmente y viceversa. 

El hecho más sorprendente es lo que tiene que ver con la conquista misma, ya que los primeros 6 días que dieron vueltas a la ciudad representan los primeros 6 Sellos del Apocalipsis, mientras que el 7º día en el que los 7 Kohanim tocaron las 7 trompetas (Shofarot) para así entrar a conquistar la tierra, representa el 7º Sello, en el que los 7 Malakim (“Ángeles”) sonarán las 7 Trompetas, momento en el que finalmente acontecerá la transformación, suceso que claramente confirma la forma en que se cumplirán los Sellos y las Trompetas en el tiempo final, durante la primera mitad de los últimos 7 años, siendo la última trompeta, que es llamada Tekiah Guedola, la de la Cosecha. (1Co.15:52, 1Ts.4:16)