Declarando el Fin desde el Principio

Introducción

Introducción:

La obra que leerá a continuación, comenzó como una explicación del Apocalipsis, sin embargo, para poder entender esta misteriosa revelación correctamente, es necesario comprender una serie de símbolos, reflejos, profecías, interpretaciones, sucesos y enseñanzas, que se encuentran a través de los diferentes escritos que comprenden la TaNaKh (“Antiguo Testamento”) y el Brit HaJadasha (“Nuevo Testamento”), para lograr así descubrir los paralelismos que se observan desde el principio de la historia humana y conectarlos con el fin, razón por la cual llegó a convertirse en una exposición detallada de diversos temas de suma importancia que nos llevarán a un correcto entendimiento del “Libro de la Revelación”, ya que existe una gran cantidad de doctrinas falsas referentes al fin, basadas en interpretaciones erróneas del Apocalipsis y otros textos de la Escritura que describen los últimos días antes de la redención, entre ellas la mayoría de doctrinas generalmente aceptadas por la religión Cristiana y Judía, por lo que algunas de las conclusiones que presentaré en los próximos capítulos, apoyadas todas en la Escritura, serán muy diferentes a las comúnmente enseñadas por pastores y rabinos.

Con el fin de dar un orden claro y de facilitar al lector su comprensión, cada capítulo de este libro está basado en uno del Apocalipsis, en linea con lo que nos presenta Yahujanan (“Juan”), para adentrarnos en los diferentes temas relacionados con lo descrito, exceptuando esta introducción y el capítulo 23, que es un resumen de las interpretaciones escatológicas del Libro de Daniel, para que una vez que lleguemos al entendimiento del Apocalipsis, se pueda automáticamente tener una comprensión más profunda de lo escrito por el Profeta Daniel.

Es de suma importancia seguir la lectura de este libro con la Escritura en mano, ya que a pesar de que se presentará un gran número de versos como fundamentos, con el fin de dar una correcta interpretación o traducción según sea el caso, son muchas las referencias que se presentarán a lo largo del texto, por lo que sería valioso leer cada una ellas en su propia Escritura, sea cual sea la traducción que se tenga a mano, ya que esto ayudará a identificar algunos de los muchos errores de las traducciones de hoy en día, llegando a manejarla de una mejor manera. Esto ayudará a escudriñar cada verso según los símbolos espirituales dados por el Todopoderoso a lo largo de la misma. Además, para ayudar al lector, el autor hace uso de corchetes en los versos expuestos, según el tema o la interpretación en cuestión, lo cual es otra razón por la que es útil tener la Escritura al lado, para que así no exista ningún tipo de confusión a la hora de leer cada verso.

Otro punto relevante, es que hoy día lamentablemente existe una gran variedad de traducciones de la Escritura, de las cuales la mayoría fueron creadas con el propósito de hacer ventas, en vez de predicar la Buenas Nuevas del Reino, lo cual ha llegado a causar gran confusión, haciendo que muchos crean mentiras como si fuesen verdades irrefutables, simplemente por tener una traducción especifica en la cual se da a entender algo diferente a lo que la Escritura dice originalmente. Por otro lado, aun más común y peligroso entre estas traducciones modernas, es que se han llegado a aceptar títulos y nombres falsos para referirse al Todopoderoso y su Hijo, cuando el Padre específicamente nos ordenó entre sus mandamientos, el no hacer de su Nombre algo vano, como hicieron al cambiarlo, sino más bien debemos mantenerlo puro por todas las generaciones e invocarlo para salvación, además de que nos ordenó no decir nombres de falsos elohim (“dioses”) con nuestra boca (Éx.3:15, 20:7, 23:13, Dt.5:11, Is.64:7, Joel.2:32, Hch.2:21, Rm.10:13). Al ser éste un tema de suma importancia, más allá del que el lector promedio de la Escritura pueda comprender, será tratado en un segundo volumen, el cual también dará soporte a lo descrito en este primer tomo, como confirmación de todo lo que aquí se explica, mientras al mismo tiempo se expondrá una serie de nuevas revelaciones.

También se hará uso de la concordancia, para mostrar el significado de algunas palabras en Hebreo y de este modo entender el mensaje original de la Escritura, con el fin de mejorar la compresión de la misma en el futuro, sin confundirse con la diversidad de malas traducciones que existen, para así ser capaces de desechar lo malo y tomar lo bueno, como el Espíritu nos ordena. (Is.7:15, 1Ts.5:21)

Como su nombre lo indica, “Declarando el Fin desde el Principio” es un libro en el que estudiaremos el fin de los tiempos, basados en todo lo que el Espíritu escribió a través de los Siervos del Todopoderoso desde el inicio de la historia humana, lo que ya se ha cumplido y lo que está profetizado para cumplirse en este tiempo; es decir, se explicará el Apocalipsis desde el Génesis.