Declarando el Fin desde el Principio

8vo Capítulo

8. Apocalipsis 8. [7mo Sello = las 7 Trompetas (Primeras 4)] 

En este capítulo, el Cordero abre el 7mo Sello, que es en el que se cumplen las 7 Trompetas, de las cuales se describen las primeras 4; similar a la separación que se hace con los 4 primeros sellos, que son representados por caballos de diferentes colores. 

8.1. Silencio en el Cielo.

Apocalipsis 8:1-2
Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Luego vi los siete malakim que estaban de pie ante Yahwéh, y se les dieron siete trompetas.

Así como el 7mo día es el Shabat, que es el reposo al finalizar la semana, en este caso, al ser el 7mo sello, se marca su importancia con un tiempo de silencio en el que incluso los malakim, que adoran constantemente a Yahwéh, se detienen mientras se acumulan oraciones (incienso), las cuales se convertirán en castigo para los habitantes de la tierra que están en rebeldía. 

Apocalipsis 8:3-4
Otro malak vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los apartados sobre el altar de oro que estaba delante del trono. El humo del incienso con las oraciones de los apartados subió de la mano del malak a la presencia de Yahwéh.

En el templo yahudi, en Yom Kippur, resonaban instrumentos musicales y cantos durante todo el tiempo de la ofrenda de los sacrificios, que era la primera parte del servicio; sin embargo, al presentar la ofrenda del incienso, se guardaba un solemne silencio. En los versos anteriores podemos observar el momento en que esto se cumple en el cielo, a través de un Malak.

Levítico 16:12-13
Después tomará un incensario lleno de brasas de fuego del altar que está delante de Yahwéh, y dos puñados del perfume aromático molido, y lo llevará detrás del velo. Pondrá el perfume sobre el fuego delante de Yahwéh, y la nube del perfume cubrirá el propiciatorio que está sobre el Testimonio, para que no muera.

Yom Kippur se considera el día del juicio, en el cual se decide lo que sucederá a cada persona durante los siguientes 364 días, por lo que este evento en los cielos viene siendo una preparación para el juicio que se manifestará durante las Trompetas, las cuales se cumplen en el transcurso de un año; ya que en el mismo día, un año después, matarán a los 2 Testigos, lo cual traerá el juicio de las Plagas Postreras. 

Debemos recordar, que este es el 7mo y último sello del libro de la vida, que el Cordero procedió a abrir desde el capítulo 6. En dicho libro se encuentran los nombres de todos los que entrarán a la vida, especialmente de los escogidos que heredarán el reino, por lo que una vez que se abre el sello, toda la creación se encuentra en suspenso, esperando saber lo que se revelará al abrir el pergamino.

Romanos 8:19
porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Yahwéh.

Una vez que se revela la identidad de los escogidos, estos pueden empezar a ser sellados, ya que para el momento cuando suena la 5ta Trompeta, todos los elegidos deben estar sellados. Además del suspenso por la revelación de los nombres de los escogidos que serían sellados, para ser cosechados en la 7ma Trompeta, el cielo se mantiene en silencio esperando el juicio que se manifestará a través de la plagas que faltan. Con respecto al tiempo mencionado por Yahujanan, es importante notar que él menciona un cálculo del tiempo que él percibió, al decir como por media hora”, ya que se encuentra recibiendo la revelación en los cielos, que están por encima del tiempo.

En el libro de Daniel, Yahwéh le dice al profeta que selle el libro hasta el fin, lo cual se refiere a que no podría ser comprendido correctamente, sino hasta el fin de los tiempos. En Apocalipsis, Yahwéh le dice a Yahujanan, que no selle las palabras del libro, porque ya debía empezar a entenderse, para así prepararse para el fin. Por lo tanto, el abrir los sellos de un libro, está relacionado con dar conocimiento y entendimiento, así que de la misma forma que el Cordero revelará los nombres de los escogidos, para que estos puedan ser sellados oficialmente, después de haber estado siendo llamados, también dará un nivel más elevado a aquellos que reciban el sello. Además, el tiempo de silencio funciona como una pausa dramática en preparación para el sonido de las trompetas.

8.2. El Ángel con el Incensario y los hijos de Aharón.

Apocalipsis 8:5
Y el malak tomó el incensario, lo llenó del fuego del altar y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, voces, relámpagos y un terremoto.

El texto anterior se conecta con varios eventos del pasado, mencionados en la Escritura, lo cual nos ayuda a entender qué es lo que representa lo que se nos dice en el Apocalipsis.

Levítico 10:1-3
Nadab [sig. “Principe Generoso”] y Abihú [sig. “Mi Padre es Él”], hijos de Aharón [sig. “Quien trae la Luz”], tomaron cada uno su incensario, pusieron en ellos fuego, le echaron incienso encima, y ofrecieron delante de Yahwéh un fuego extraño, que él nunca les había mandado. Entonces salió de la presencia de Yahwéh un fuego que los quemó, y murieron delante de Yahwéh. Luego dijo Moshé a Aharón:
     «Esto es lo que Yahwéh afirmó cuando dijo:
En los que a mí se acercan me apartaré,
 y en presencia de todo el pueblo seré honrado.”»
Aharón calló. 

Los versos anteriores son particulares, por el simple hecho de que se suele deducir que Nadab y Abihú murieron por impíos, cuando eso no es exactamente lo que dice la Escritura; de hecho en el Judaísmo se enseña que estos hombres eran excepcionales, justos y dotados de habilidades fuera de lo común, tanto así como para haberse convertido en los próximos líderes, capaces de remplazar a Moshé y Aharón, razón por la que se decretó un juicio tan severo y el mismo fue ejecutado tan rápido, como lo describe el Midrash de Levítico:

«Cuando una mujer lava dos camisas, una de color y otra blanca como la nieve, frota la blanca por más tiempo y de forma más meticulosa que la de color - no porque la blanca estuviera más sucia, sino porque en la textura blanca, la menor mancha se ve horrible y resalta más. No obstante, las manchas, no se notan tanto en las prendas de color.» 

Otra forma de entenderlo, es que en una persona apartada y justa, como una manta completamente blanca, el menor pecado será claramente evidente y de hecho lo que más llamará la atención, como un único punto negro en medio de la manta, por lo que los juicios serán más severos para con aquellos que saben hacer el bien y no lo hacen. Es decir, que no solo somos juzgados por la obras, sino también por lo que sabemos y por cómo hemos utilizado la capacidad que el Todopoderoso nos ha dado para hacer el bien; mientras que un pecado cometido por una persona llena de iniquidades, es menos notable y por ende no se juzgará con tanta dureza durante esta vida, así como ese mismo punto negro, en medio de una manta de muchos colores es virtualmente invisible.   

La razón por la que los versos de Levítico se escribieron de esa forma, es para mostrarnos diferentes aspectos del cumplimiento de la muerte de los Dos Testigos de Apocalipsis 11, que se explicará más a fondo en dicho capítulo, pero  será necesario mencionarlo en parte, por las conexiones que existen entre los eventos de Apocalipsis 8 y Levítico 10:

Apocalipsis 8 Levítico 10
Un Malak tiene un incensario Nadab y Abihú toman un incensario
Se le da incienso al Malak Nadab y Abihú le echan incienso
El Malak tomó fuego del Altar Son quemados por fuego Celestial
El Malak tira el incensario a tierra Mueren y sus incensarios caen a tierra
En la tierra se dan Castigos Como forma de castigo

 

8.2.1. Nadab y Abihú, reflejo de los 2 Testigos.

Nadab y Abihú son una representación de los Dos Testigos, el Testigo como Moshé y el Testigo como EliYahu, respectivamente:

      1. Nadab [sig. “Principe Generoso”]: el Testigo como Moshé es el Gran Principe (Dn.12:1), quien se convertirá en el Gran Rey, al venir como Padre de los escogidos, a traerles el Bien de Yahwéh.

      2. Abihú [sig. “Mi Padre es Él”]: el Testigo como EliYahu, que viene como hijo espiritual del Testigo como Moshé, quien a su vez viene como Padre. Existe también una similitud entre los nombres, ya que EliYahu significa: “Mi Poderoso es Yahwéh”. Según el Zohar y el Arizal (Yitzhak Luria), Abihú volvió más tarde en la historia como Pinjas (Finees) y después como EliYahu. Esto confirmaría que Abihú es un reflejo del Testigo como EliYahu, de hecho más que un reflejo, ya que podría ser una de sus primeras manifestaciones en la historia, quizá la primera, en la cual murió de la misma manera que morirá en su última manifestación.

La grandeza espiritual de estos hombres se muestra a través de sus nombres. Nadab quiere decir Generoso, palabra que también está conectada con la Nobleza (Nedivut), lo cual revela que Nadab era apto para Reinar, como Moshé. Por otro lado Abihú, que significa “Mi Padre es Él”, representa el hecho de que era como un hijo de Yahwéh, por ende, apto para liderar al pueblo, como Aharón, así como también muestra que él podría ser como un padre para Yisrael, que es como Elishua llama a EliYahu, al este ser arrebatado (2Re.2:12).     

El Midrash también declara que estos hombres “sufrieron la muerte por causa de su nivel superior de cercanía con el Todopoderoso, que requería un castigo severo incluso por un pecado menor”.  Un detalle muy interesante, es que a pesar de que ellos murieron el primer día de Aviv (Nisan), Yahwéh menciona sus muertes al iniciar el capítulo en el que se nos enseña de la fiesta de Yom Kippur (Lev.16), que se celebra el 10 de Eitanim (Tishri), mismo día en el que morirán los Dos Testigos, para así cumplir lo que la fiesta ha representado. La razón que da el Midrash en este punto, es que así como Yom Kippur es el día de expiar nuestros pecados “la partida de un Tzadik (Justo) de este mundo expía los de la comunidad”.

Hay dos formas contrarias de interpretar las palabras de Levítico, una de ellas es que al ser hijos del Kohen Gadol (Sumo Sacerdote), son como los Dos Testigos enviados en el final de los tiempos por Yahushúa, el Kohen Gadol que esta en el Cielo, que es el Lugar Purísimo. La otra interpretación, tiene que ver con el hecho de que el nombre Aharón quiere decir “el que trae la luz”, mientras que “Lucifer” significa “el que lleva la luz”, lo cual revela la razón por la que, en apariencia, los dos hijos fueron impíos. Estas dos interpretaciones se pueden reconciliar de la siguiente manera: 

Yahushúa es el Kohen Gadol que se encuentra a la derecha del Padre en el 3er Cielo (2Co.12:12), mientras que Heilel se mantiene aún en el 2do Cielo, hasta que sea echado por el malak Mikael (Ap.12:7-9:). Como se explicará más a fondo, en los próximos capítulos, los Dos Testigos vienen al mundo como cualquier otra persona, y de la misma forma que la iglesia ha estado en Apostasía los últimos 2000 años, los Testigos serían criados con doctrinas falsas, sin conocer al verdadero Poderoso (Is.45:4-6). Por lo tanto, la historia de Nadab y Abihú, alude a que una vez que los Testigos conozcan la verdad y se separen de la religión falsa en la que fueron criados, ofrecerán fuego extraño, según los ojos de las masas, y por esto el Falso-Profeta, la 2da Bestia, los matará al hacer que descienda fuego del cielo (Ap.13:13). 

Esta misma relación que existe entre los Dos Testigos, al haber estado en una religión incorrecta antes de conocer la verdad, y la muerte de los dos hijos Aharón, al traer fuego extraño, se puede también conectar con un episodio similar en la vida de Moshé y Aharón.   

8.2.2. Moshé, reflejo de Mashiaj, Primero & Último. 

Es común entender que Moshé y Aharón son sombras de los 2 Testigos del final de los tiempos; sin embargo, hay ciertas señales en Exodo y Números, que se pueden pasar por alto en lo que respecta a la 1ra y 2da manifestación de Mashíaj, así como el hecho de que ya había sido profetizado que Dos Testigos, además de Yahushúa, debían venir a morir al final de los dos mil años. 

8.2.2.1. Moshé y los Ancianos | Yahushúa y los Apóstoles. [1ra Manifestación] 

Éxodo 17:5-7
Yahwéh respondió a Moshé:
—Pasa delante del pueblo y toma contigo algunos ancianos de Yisrael; toma también en tu mano la vara con que golpeaste el río, y ve. Allí yo estaré ante ti sobre la peña, en Horeb [Desierto]; golpearás la peña, y saldrán de ella aguas para que beba el pueblo. Moshé lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel. Y dio a aquel lugar el nombre de Masah [Tentación] y Meriba [Contienda], por la rencilla de los hijos de Yisrael y porque tentaron a Yahwéh al decir:       «¿Está, pues, Yahwéh entre nosotros o no

Este episodio sucedió poco tiempo después de salir de Egipto, antes de los 40 años que anduvieron por el desierto, que curiosamente es el significado del nombre Horeb, lugar donde estaban en ese momento; de la misma manera que Yisrael se encontraba en un desierto espiritual, cuando se manifestó Yahushúa, el Primero, hace dos mil años, que es equivalente a 40 Jubileos, el mismo tiempo que la Iglesia a dado vueltas alrededor del desierto por sus doctrinas falsas. 

El pueblo tentó al Todopoderoso, así que Yahwéh le dijo a Moshé que, junto con algunos Ancianos, golpeara la piedra, lo cual representa que el Mesías vendría al mundo y, junto con los Apóstoles, sería sacrificado, para convertirse así en la Piedra Angular. Debido a que Yisrael llevaba años en la esclavitud de Egipto, donde eran maltratados continuamente, había adquirido la mentalidad de esclavo, razón por la que Yahwéh ordena golpear la piedra, puesto que sucedió antes de que se hiciese el pacto con la Toráh y se convirtiesen en el Pueblo Escogido. Los Fariseos y el pueblo rechazaron al Mesías, ignorando que Yahwéh estaba entre ellos, de la misma manera que el pueblo tentó a Yahwéh preguntándose si Elohim estaba entre ellos o no, mientras Yahushúa trajo la presencia de Yahwéh a la tierra a través de su sacrificio. 

Isaías 7:14
Por tanto, Yahwéh mismo os dará señal:
La virgen concebirá y dará a luz un hijo,
     y le pondrá por nombre Imanuel [El Poderoso con Nosotros].

Inicio de los 40 Años Inicio de los 40 Jubileos
+Moshé- +Yahushúa/Caifás-
+Ancianos- +Apóstoles/Fariseos-
La Vara de Autoridad El Nombre de Yahwéh
Golpe a la Roca  Sacrificio de Mashíaj (Piedra Angular)
Por la Esclavitud Por el Pecado
Agua salió de la Roca  Vida Eterna salió de Mashíaj
El pueblo tentó a Yahwéh Satán tentó a Yahushúa
“¿Está, pues, Yahwéh entre nosotros o no?” Yahushúa es “El Poderoso con Nosotros”

       

8.2.2.2. Moshé y Aharón | El Último y EliYahu. [2da Manifestación] 

Números 20:7-13
Y Yahwéh dijo a Moshé:
«Toma la vara y reúne a la congregación, con tu hermano Aharón, y hablad a la peña a la vista de ellos. Ella dará su agua; así sacarás para ellos aguas de la peña [Yahushúa], y darás de beber a la congregación [Pocos/Muchos] y a sus bestias [Naciones]
Entonces Moshé tomó la vara de delante de Yahwéh, como él le mandó.
Reunieron Moshé y Aharón a la congregación delante de la peña, y él les dijo:
     «¡Oíd ahora, rebeldes! ¿Haremos salir agua de esta peña para vosotros?»
Y alzando su mano, Moshé golpeó la peña con su vara dos veces. Brotó agua en abundancia, y bebió la congregación [Escogidos] y sus bestias [Naciones].
Pero Yahwéh dijo a Moshé y a Aharón:
     «Por cuanto no creísteis en mí, para separarme delante de los hijos de Yisrael, por tanto, no entraréis con esta congregación en la tierra que les he dado
Éstas son las aguas de la rencilla, por las cuales contendieron los hijos de Yisrael con Yahwéh, y él manifestó su pureza en medio de ellos.

Este evento sucedió al final de los 40 años, que representa el final de los 40 Jubileos (2000 Años), cuando la nueva generación del pueblo ya estaba lista para entrar a la tierra prometida; como en el final de los tiempos, la Congregación escogida de la ultima generación será la que entrará a su promesa, la vida eterna. El Último viene a hacer Justicia, al cumplir la ira del Cordero, de forma similar, Moshé se muestra enojado al llamarlos rebeldes, como el Último viene a terminar con la Rebelión (Apostasía). Este enojo lo lleva al punto de pecar, al no obedecer a Yahwéh y hablarle a la piedra, en vez de golpearla, no una sola vez como en el primer episodio, que simbolizó el sacrificio de Mashíaj, sino dos veces, una por Moshé y otra por Aharón, para representar la muerte de los Dos Testigos. 

Por este pecado, Yahwéh le informa a Moshé y Aharón que no entrarían a la tierra con el pueblo, sino que tendrían que morir antes de que el pueblo pasara el Jordán, lo cual confirma la conexión con los Dos Testigos, quienes tendrán que morir días antes de que se manifieste el 2do Éxodo, cuando los Escogidos pasarán a la vida eterna sin tener que morir, que es lo que representa el haber pasado el Jordán sin mojarse. 

La nueva generación que entraría a la tierra no había experimentado la esclavitud, por lo que Yahwéh, esta vez, ordena a Moshé únicamente hablarle a la Piedra, en lugar de golpearla, para así diferenciar entre la esclavitud y la libertad, entre el Sacrificio de Yahushúa y la Bondad de Yahwéh, su Voz, separación que los Muchos y las Naciones no harán, por lo que se repetirán los mismos eventos de la primera manifestación, al matar a los Dos Testigos.  

Final de los 40 Años Final de los 40 Jubileos
+Moshé- +Testigo como Moshé/Líder Mundial-
+Aharón- +Testigo como EliYahu/Falso-Profeta-
La Congregación Pocos & Muchos
Contiende con Moshé & Aharón Contienden con los Testigos
La Vara de Autoridad El Nombre de Yahushúa
Hablarle a la Roca La Voz revela la redención
Moshé se enoja con el Pueblo El Último viene a cumplir la ira
Llama rebeldes al Pueblo Termina la rebelión de la Iglesia
Moshé golpea la Roca 2 veces Muerte de los 2 Testigos (2da Venida)
Sale agua en abundancia Revelación dada por el Último
Moshé y Aharón mueren antes de entrar Los Testigos tiene que morir para entrar

 

Por el pecado de rebelión (Apostasía), los Testigos no serán transformados con los 144.000 escogidos durante la cosecha, sino que tendrán que morir y resucitar antes de que la congregación entre a la vida eterna, para expiar el pecado en que ha incurrido la iglesia los últimos dos mil años, así como el Kohen Gadol sacrificaba en Yom Kippur un Macho Cabrío (Yahushúa) por los pecados del Pueblo, un Becerro (el Último) por sus propios pecados y un Carnero (EliYahu) como una ofrenda quemada.

Salmos 106:32-33
También lo irritaron en las aguas de Meriba; le fue mal a Moshé por causa de ellos, porque hicieron rebelar a su espíritu y habló precipitadamente con sus labios.

Números 20:27-29
Moshé hizo como Yahwéh le mandó. Subieron al monte Hor [sig. “Montaña”] a la vista de toda la congregación. Luego Moshé desnudó a Aharón [sig. “Quien trae la luz”] de sus vestiduras y se las puso a Eliazar [sig. “A quien el Poderoso Ayuda”], su hijo. Aharón murió allí en la cumbre del monte, y Moshé y Eliazar descendieron del monte. Al saber toda la congregación que Aharón había muerto, le hicieron duelo por treinta días todas las familias de Yisrael. 

En el mismo capítulo de Números, después del golpe de la piedra, se menciona la muerte de Aharón y el establecimiento de su remplazo, su hijo Eliazar [sig. “A quien el Poderoso Ayuda”], lo cual representa su nuevo nacimiento, al vestir las mismas ropas de Aharón, para hacer referencia a la muerte del Testigo como EliYahu y su resurrección, que será su nuevo nacimiento, al recibir el cuerpo eterno, así como Eliazar se vistió con las ropas de su padre Aharón. El significado de los nombres revela a este Testigo como alguien que servía en la doctrina de aquel que lleva la luz [Aharón], y al dar su vida por Yahwéh, recibe la ayuda de su Poderoso [Eleazar].

Josué 1:1-3
Aconteció después de la muerte de Moshé [sig. “Sacado del Agua”], siervo de Yahwéh, que Yahwéh habló a Yahushúa [sig. “Yahwéh es Salvación”] hijo de Nun [sig. “Pez” | “Simiente”], servidor de Moshé, y le dijo:
     «Mi siervo Moshé ha muerto. Ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, hacia la tierra que yo les doy a los hijos de Yisrael. Yo os he entregado, tal como lo dije a Moshé, todos los lugares que pisen las plantas de vuestros pies. 

En su muerte, Moshé fue remplazado por Yahushúa, hijo de Nun, a quien Yahwéh dijo levántate, para representar la resurrección del Testigo como Moshé, descendiente de Efraím (Nun), cuando se hará uno con Yahushúa HaMashíaj, para venir a recoger a los Escogidos y llevarlos al Lugar Preparado (Ap.12). Los significados de los nombres, muestran cómo el Último fue sacado del pecado, como Moshé del agua, para convertirse en la 2da manifestación de Yahushúa HaMashíaj, la simiente (Nun) prometida a Abraham, esta vez como el Profeta heredero (Nun) prometido a Moshé, a través de Yosef.

8.3. 7mo Sello, 7ma Trompeta y 7ma Copa

Así como el Cordero abre los Sellos y Mikael es la Trompeta, las plagas postreras son las Copas de la ira de Yahwéh. 

Primero Último Yahwéh
Sellos Trompetas Copas de la ira
Patio Lugar Puro Lugar Purísimo

 

Cuando el Cordero abre el 7mo Sello, antes de que inicien las trompetas, se nos da un reflejo de lo que sucederá durante el cumplimiento de la 7ma Trompeta y de la 7ma Copa. 

    1. 7mo Sello: El cumplimiento total del mismo son las 7 Trompetas; sin embargo, primero hay media hora de silencio.

      Apocalipsis 8:1
      Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora.Apocalipsis 8:5
      Y el malak tomó el incensario, lo llenó del fuego del altar y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, voces, relámpagos y un terremoto.

      - Silencio en el Cielo [Lugar Purísimo]
      - Truenos
      - Voces
      - Relámpagos
      - Terremoto

    2. 7ma Trompeta: Momento en el que se manifestará la Cosecha, que es cuando los Escogidos son transformados, pocos días después de la muerte y resurrección de los Dos Testigos.

      Apocalipsis 11:15
      El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían:
      «Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Soberano y de su Mashíaj; y él reinará por los siglos de los siglos.»

      Apocalipsis 11:19
      El templo de Yahwéh fue abierto en el cielo, y el Arca de su pacto se dejó ver en el templo. Hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y granizo grande.

      - Grandes Voces en el Cielo [Lugar Puro/Templo]
      - Truenos
      - Voces
      - Relámpagos
      - Terremoto
      - Granizo Grande

    3. 7ma Copa de la ira: La última plaga postrera traerá el final de esta historia, ya que será cuando se terminarán de cumplir los castigos, para finalmente establecer el Reino de Yahwéh por el milenio y la eternidad.

      Apocalipsis 16:17-18
      El séptimo malak derramó su copa por el aire. Y salió una gran voz del lugar apartado del cielo, desde el trono, que decía: «¡Ya está hecho!»
      Entonces hubo relámpagos, voces, truenos y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande cual no lo hubo jamás desde que los hombres existen sobre la tierra.

      Apocalipsis 16:21
      Del cielo cayó sobre los hombres un enorme granizo, como del peso de un talento. Y los hombres blasfemaron contra Yahwéh por la plaga del granizo, porque su plaga fue sumamente grande.

      - Gran Voz del Cielo [En el Patio del Templo]
      - Truenos
      - Voces
      - Relámpagos
      - Terremoto
      - Granizo Grande

El Templo de Yahwéh se dividía en tres partes: el Patio, el Lugar Puro y el Lugar Purísimo; de la misma manera, las plagas del Apocalipsis se dividen en tres: los Sellos, las Trompetas y las Copas de la ira. Igualmente, así como dentro del Lugar Puro se encontraba el Lugar Purísimo, dentro del 7mo Sello encontramos las 7 Trompetas. El Lugar Purísimo era el lugar donde se concentraba la presencia de Yahwéh, sobre el Arca del Pacto, como su Trono. 

En los versos anteriores se confirma la conexión entre el Apocalipsis y el Templo, ya que al abrir el 7mo Sello, un malak toma fuego del altar, como el sacerdote en el Templo, lo cual conecta el 7mo Sello con el Patio del Templo, ya que en el Patio se encontraba el Altar. 

Al sonar la 7ma Trompeta, está escrito que el Templo fue abierto y se dejó ver el Arca del Pacto, lo cual indica que habría sido quitado el velo que tapa el Lugar Purísimo, al ser rasgado con la muerte del Último. Si el Templo fue abierto, es porque hasta el momento, en lo que llevamos del Apocalipsis, el Lugar Puro se encontraba cerrado, aún mientras el malak tomaba fuego del Altar, durante el 7mo Sello, puesto que habría estado en el Patio. Ahora, en la 7ma Trompeta, el Templo es abierto, por lo que evidentemente se conecta el Lugar Puro con la Trompeta. 

Por último, al derramarse la 7ma Copa, sale una voz del Templo, desde el Trono, que es el Arca, lo cual significa que la voz procede del Lugar Purísimo, la cual decía “Ya está hecho”, puesto que para este momento ya se habrán cumplido las plagas, así como también el Templo en el cielo estará abierto y habrá libre acceso al Rey de Reyes; es decir, finalmente se dará la Revelación de su presencia, que es el significado de la palabra Apocalipsis. Este último detalle claramente conecta las Plagas Postreras con el Lugar Purísimo dentro del Templo.

8.4. Las Primeras 4 Trompetas

Apocalipsis 8:6-7
Los siete malakim que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas.
El primer malak tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre que fueron lanzados sobre la tierra. Y se quemó la tercera parte de los árboles, y toda la hierba verde fue quemada. 

Al ser esta la primera de las trompetas, viene siendo el inicio del 7mo Sello, lo cual evoca la 7ma plaga que cayó sobre Egipto durante el Éxodo (9:13-35). Este juicio de la 1ra Trompeta, es el principio de los castigos que van a empezar a sentir los Muchos y los Líderes Mundiales que sirven a Lucifer, pero que se completará con la última plaga postrera. 

Éxodo 9:13-16
Luego Yahwéh dijo a Moshé:
—Levántate de mañana, ponte delante del faraón y dile: “Yahwéh, el Poderoso de los hebreos, dice así: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva, porque yo enviaré esta vez todas mis plagas sobre tu corazón, sobre tus siervos y sobre tu pueblo, para que entiendas que no hay otro como yo en toda la tierra. Por tanto, ahora yo extenderé mi mano para herirte a ti y a tu pueblo con una plaga, y desaparecerás de la tierra. A la verdad yo te he puesto para mostrar en ti mi poder, y para que mi Nombre sea anunciado en toda la tierra.

El faraón representa a Heilel (Lucifer), quien hizo que la tercera parte de los malakim se rebelara, por lo que Yahwéh destruirá, con la Trompetas, un tercio de la tierra, por aquellos del mundo que sirven al enemigo. Según lo que leemos en Éxodo, con respecto a la plaga del granizo, podemos ver también que Yahwéh utilizará las trompetas para revelar su poder y dejar claro, de una vez por todas, el honor que se le debe a su Nombre, durante el último año de la prédica de los Dos Testigos.

Apocalipsis 8:8-9
El segundo malak tocó la trompeta, y algo como un gran monte ardiendo en fuego fue precipitado en el mar. La tercera parte del mar se convirtió en sangre, murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar y la tercera parte de las naves fue destruida. 

En este caso, podemos ver una conexión con la 1ra Plaga de Egipto, en la que Aharón convirtió las aguas en sangre, con la vara que representa la autoridad que recibimos a través del nombre de Mashíaj. Los versos revelan que este evento sucederá durante el día, puesto que Yahujanan describe su visión, como una montaña en fuego cayendo en el mar, mientras que la próxima Trompeta, en la que sucede algo muy similar, dice que ve una estrella ardiendo, lo cual significa que donde sea que llegue a acontecer, será durante la noche.

Apocalipsis 8:10-11
El tercer malak tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella ardiendo como una antorcha. Cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre las fuentes de las aguas. El nombre de la estrella es Ajenjo. La tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se volvieron amargas. 

La 2da y 3ra Trompeta, tienen que ver con agua; sin embargo, la 3ra destruye las fuentes de las aguas que se pueden beber, al volverlas amargas con la caída de una estrella llamada Ajenjo.

Deuteronomio 29:18
No sea que haya entre vosotros hombre o mujer, familia o tribu, cuyo corazón se aparte hoy de Yahwéh, nuestro Poderoso, para ir a servir a los dioses de esas naciones; no sea que haya en medio de vosotros raíz que produzca hiel y ajenjo,

Jeremías 9:13-15
Dijo Yahwéh: «Dejaron mi Torah, la cual di delante de ellos, y no obedecieron a mi Voz ni caminaron conforme a ella; antes bien, se fueron tras la imaginación de su corazón y en pos de los baales [sig. “señores”], según les enseñaron sus padres. Por tanto, así dice Yahwéh de los ejércitos, Poderoso de Yisrael: A este pueblo yo les daré a comer ajenjo y les daré a beber aguas envenenadas.

Oseas 10:4
Ellos pronuncian palabras, juran en vano al hacer un pacto;
por tanto, el juicio florecerá como ajenjo en los surcos del campo.

Proverbios 5:3-5
Los labios [doctrina] de la mujer extraña [iglesia falsa]
destilan miel y su paladar es más suave que el aceite,
pero su final es amargo como el ajenjo,
agudo como espada de dos filos [Anticristo].
Sus pies descienden a la muerte,
sus pasos se dirigen al seol.

En los versos anteriores, descubrimos que la razón por la que las aguas se vuelven amargas, es por las doctrinas falsas que las personas han creído, en vez de seguir a Yahushúa, que es el agua de vida. En la 3ra Trompeta, cosecharán ajenjo por adorar otros elohim, al no oír la Voz de Yahwéh, que es el Último, cuando enseñe como uno de los Dos Testigos, sino que continuarán con sus ídolos, a los que invocaban llamando Señor, como profetizo YirmYahu. 

El 3er mandamiento es no usar el nombre de Yahwéh en vano; sin embargo, vemos que el profeta Hoshea reveló que el pueblo pronuncia palabras con las que pactan en vano. Esto significa, entre otras cosas, que utilizaron un nombre falso a la hora de pactar, por lo que rompieron el mandamiento; por lo tanto, dicho pacto terminaría siendo en vano, razón por la que caería ajenjo y envenenaría las fuentes de las aguas. 

Por último, el libro de Proverbios lo confirma, al revelar que es la Gran Ramera, quien ha engañado al mundo con su espíritu de error y está llevando a quienes le siguen por un camino que lleva a la muerte, a través del falso-mesías que predica.

Apocalipsis 8:12
El cuarto malak tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, la tercera parte de la luna y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciera la tercera parte de ellos y no hubiera luz en la tercera parte del día, y asimismo en la noche. 

En la 4ta Trompeta vemos una conexión con la plaga de tinieblas en Egipto, que duró tres días. Además, por supuesto, se relaciona con el hecho de que Satán caerá con un tercio de los malakim, cuyos cuerpos celestes son las estrellas, por lo que sus representaciones en el firmamento se apagarán meses antes.  

Una vez revelado lo que sucede con las primeras cuatro Trompetas, podemos entender que las plagas son parte del juicio en contra de los que han seguido a Heilel, ya que con cada trompeta se destruye un tercio de una parte de la creación, por la rebelión de un tercio de los malakim. Además, es notable que los eventos ocasionados durante estas trompetas, parecen desencadenarse con lo que sucede en el 6to Sello.

Trompeta Plaga Daño
1ra Fuego y Granizo mezclados con Sangre 1/3 parte de la Hierba y los Árboles
2da Astro cae en el Mar durante el Día 1/3 parte del Mar de hace Sangre
3ra Astro cae en la fuente de los Rios de Noche 1/3 parte de los Ríos
4ta Las lumbreras son heridas 1/3 parte del Sol, Luna y Estrellas

 

Así que, las Trompetas se manifiestan como un juicio en contra de los seres humanos que se han rebelado a la verdad, siguiendo al tercio de los malakim que sirven a Heilel, quienes han derramado sangre inocente y adorado a los demonios y ángeles caídos, a través de sus ídolos y señores, cegando a las masas, razón por la que de los cielos caerá sangre y Ajenjo, parte del Mar se convertirá en sangre y la tierra se oscurecerá.

Es notable que cada uno de los 7 Sellos está conectado con una de las 7 Trompetas; así como cada Trompeta se relaciona con cada una de las 7 Plagas Postreras: 

      1. 7 Sellos: [Juicio contra un 1/4 de la creación] (Samael)
        Por la rebelión de Samael, el primer malak en caer del favor de Yahwéh, quien fue creado al mismo tiempo que el espacio, que se ejemplifica por los 4 lados, como los 4 ángulos de la tierra, que se conectan con las 4 estaciones del año. Con Samael cayó 1/4 de los malakim creados, antes del inicio de esta realidad, que ahora son los “gobernantes de la tinieblas de este mundo”, contra quienes estamos en guerra, según Efesios (6:12).

      2. 7 Trompetas: [Juicio contra un 1/3 de la creación] (Heilel)
        Por la rebelión de Heilel (“Lucifer”), quien hace caer un 1/3 de los malakim del cielo. Una vez descartados los de Samael, quedan tres clasificaciones de entidades rebeldes, entre las mencionadas en Efesios, por lo que aquellos que caerán con el Dragón, en Apocalipsis 12, son las “huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”; que serían 1/3 de los malakim restantes.

      3. 7 Copas de la ira: [Juicio contra lo que queda] (Azazel)
        Por la rebelión de Azazel, que será la Abominación Desoladora, quien la humanidad aceptará como el Cristo, para que les entregue el cielo en la tierra; sin embargo, destruirá absolutamente todo lo que se ponga a su paso, ya que es específicamente llamado el Destructor (Ap.9:11).

Apocalipsis 8:13
Miré, y oí un malak que volaba en medio del cielo y decía a gran voz:
«¡Ay, ay, ay de los que habitan en la tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para tocar los tres malakim

Un malak con gran voz, como el malak de Yahwéh, aparece en medio del cielo después de las primeras 4 Trompetas, de la misma manera que antes se manifestó en medio de los 4 malakim, que se encuentran en los 4 ángulos de la tierra. Así como antes apareció para ordenarle a los malakim no herir los árboles, la tierra, o el mar, hasta sellar a los escogidos, ahora anuncia que vienen tres ayes que traerán mucho sufrimiento a los habitantes de la tierra, a través de lo que se desatará con las últimas tres Trompetas.