Declarando el Fin desde el Principio

1er Capítulo

1.1. Diferencia entre Verdaderos y Falsos.

Como ya se mencionó antes, en las traducciones modernas se hace uso de nombres y títulos falsos para referirse al Todopoderoso y su Hijo, lo cual quizás a primera impresión parezca sin importancia, sin embargo, es un grave problema que se explicará más a fondo en un segundo libro, por ahora simplemente se mostrarán los principales términos que se usan incorrectamente y que han llevado al mundo entero a conocer al Creador por nombres que en realidad describen al Enemigo, práctica que claramente no tiene sentido alguno, pero que se ha dado como una de las principales y más efectivas estrategias de Satán para ser adorado, en lugar del Todopoderoso.

Isaías 14:12-14
¡Cómo caíste del cielo, Lucero [Heilel], hijo de la mañana [Shajar]!
Derribado fuiste a tierra, tú que debilitabas a las naciones.
Tú que decías en tu corazón: “Subiré al cielo. En lo alto, junto a las estrellas del Todopoderoso [Elohim], 
levantaré mi trono y en el monte del testimonio me sentaré, en los extremos del norte;
sobre las alturas de las nubes subiré y
seré semejante al Altísimo.”

El deseo del ángel rebelde que ha llegado a ser conocido como Lucifer, según los versos anteriores, es ser como el Todopoderoso, lo cual evidentemente es imposible por infinidad de razones, sin embargo, se engaño a sí mismo a través del gran poder que el Creador le otorgó, lo cual permitió que la oscuridad entrara en él hasta el punto de llegar a pensar que podría lograr su cometido (Ez.28:15). Esta es la razón por la que se usa la imagen del Sol en los versos anteriores, como la luminaria que cada mañana, desde nuestra perspectiva, asciende hasta lo más alto que se le permite en el cielo, como haciéndose pasar por el Altísimo, para finalmente caer al atardecer, momento en el que el espacio que antes dominaba queda en tinieblas, por lo que ha sido adorado a través de la historia como si fuese el Poderoso, a pesar de ser simplemente una Lumbrera creada por Elohim en el principio y a la que se refiere la Escritura en estos versos al usar el título “Lucero hijo de la Mañana” (Heilel BenShajar).

Las palabras que conforman este título en su completa definición y según el contexto, se pueden traducir como “Lucero Arrogante, hijo del Amanecer”. A pesar de esto, han preferido simplemente llamarlo Lucifer, únicamente poniendo énfasis en la poca luz que se le entregó en un principio, con el fin de cumplir una función específica; mientras al mismo tiempo, eliminaron de su nombre, su arrogancia, soberbia y necedad, que son parte de los significados de la palabra “Halal” (H1984), que es la raíz del título “Heilel” (H1966).

En lo que respecta a la palabra “Shajar” (H7837), que se usa para referirse al amanecer, usualmente se ha interpretado como un tiempo de mucha luz y por ende como algo positivo, sin embargo, la palabra hace referencia a la oscuridad de la madrugada, justo antes de que salga la luz, según su raíz (H7835, H7836), que se pronuncia de la misma forma en Hebreo y significa “Negro” o “Oscuridad”. Esto quiere decir, que si unimos la profecía de YishaYahu (Is.14) con la de Yejeskel (Ez.28), obtenemos que se refiere a éste ángel rebelde como el “Lucero Arrogante, Hijo de la Oscuridad del Principio”.

Antes de que Yahwéh hiciese la luz de esta realidad (Gn.1:1-2), Heilel nació de un ser oscuro, lo cual provocó con el tiempo, que esa misma oscuridad entrara en él y que se manifestase como su rebelión en contra del Todopoderoso, quien al inicio de la creación le otorgo belleza, poder y autoridad sobre miríadas de ángeles, quienes a su vez fueron tentados por el mismo espíritu, en una rebelión que hizo caer a un tercio de los ángeles del cielo. Según se explicará más adelante y con mucho más detalle en otros libros, este ser oscuro, del cual originó “Heilel BenShajar”, es el ángel Samael.

Es interesante también, que según un método de transformación de letras, llamado en Hebreo “Jilufei Otiyot” (חילופי אותיות) y según la técnica “Albam” (אלבם), la letra Jet (ח) se puede intercambiar por la Kuf (ק); de esta manera, la palabra “Shajar” (שחר) se convierte en “Shéker” (שקר), que quiere decir falsedad, por lo que el nombre entonces podría entenderse como “Lucero Arrogante, hijo de la Mentira”.

De la misma manera que el sol asciende en la mañana y al final del día cae, Heilel al inicio de la creación buscó ascender de su posición, para ser semejante al Todopoderoso, al engañar a Java (“Eva”) para que Adám comiera del fruto del Conocimiento y de esta manera convertir a Heilel en el Señor (Baal) de esta realidad, al obedecerle a él en vez de a Elohim. Ahora, en el fin de los tiempos, finalmente caerá al terminar la historia, así como el sol cae al terminar la tarde y el día que vendrá después, al salir el Sol de Justicia (Mal.4:2), es el Milenio de descanso, que es el Shabat, el cual habrá iniciado al momento en que sucede la caída de Heilel (Lucifer), ya que a pesar de que los versos anteriores hablan en pasado, en esta realidad esto acontecerá al final de los tiempos, durante lo que se describe en Apocalipsis 12; pero Yahwéh, quien lo sabe todo y está por encima del tiempo, habla en pasado al revelarlo, pues desde su perspectiva esto ya sucedió (Is.46:9-10, Rm.4:17). Únicamente falta que vivamos dichos eventos, como una reproducción de los hechos, con el fin de que sirva de testimonio, como evidencia durante el Juicio Final (1Cor.6:3, Lc.9:5).

A continuación les presento una pequeña lista de nombres, títulos y otras palabras, que cambian en las traducciones modernas por nombres de falsos poderosos (“dioses”). Además, muestro los verdaderos nombres, títulos y términos, con sus respectivos significados y pronunciaciones correctas.

Es importante recordar que un nombre no se debe cambiar, sin importar el lugar donde éste se mencione, la época en que se originó o el idioma que se hable, ya que el nombre define a una persona desde su nacimiento, por esto es común ver nombres de figuras importantes del medio internacional, líderes políticos y aun dictadores, que son recordados mundialmente de la misma forma. Por el contrario, el nombre del Mesías y Salvador ha sido cambiado una y otra vez, a través de los siglos, hasta llegar al siglo XVII, en el que terminaron de formar el término “Jesús”, nombre que además es pronunciado diferente en cada idioma. Este nombre no es una traducción, como algunos alegan, ya que una traducción indicaría su significado, en vez de ser simplemente un sonido completamente diferente. La palabra “Jesús” tampoco es una transcripción, puesto que al leerlo en cualquier idioma no suena ni siquiera similar al verdadero nombre del Mesías. Por lo tanto, “Jesús” no es más que una perVersión creada con el fin de desviarnos de la senda correcta, la cual como sabemos es el verdadero Mesías, el único camino al Padre, cuyo Nombre es sobre todo nombre; palabra a través de la cual recibimos la Salvación. (Jn.14:6, Fil.2:9, Rm.10:10, Hch.3:12, Ap.19:13)

Nombres:

Nombre Verdadero

[Significado]

Nombre Falso

[Significado]

Yahwéh / Yahuéh / Iajuéh

[El que causa Existencia]

Jehová

[He aquí Destrucción / Ruina]

Yahushúa / Iajushúa

[El que Causó Existencia Salva]

Jesús

[He aquí el Caballo / Visión de Zeus]

Ruaj HaKodesh

[Espíritu del Apartado]

Espíritu Santo

[Espíritu del Sol]

Títulos:

Correcto

[Significado]

Incorrecto

[Significado]

Mashíaj

[Mesías / Ungido]

Cristo

[Crestos (dios falso)]

El / Elohim

[Poderoso / Poderosos]

Dios

[Deus = Theus = Zeus (Satán)]

Adón

[Soberano]

Señor

[Baal (Satán)]

Otros:

Correcto

[Significado]

Incorrecto

[Significado]

Kadosh

[Apartado / Especial]

Santo / Sacro / Sagrado

[Sakras / Helios / dios Sol]

Kabod

[Honor / Esplendor]

Gloria

[diosa de la Fama]

Jen / Jesed

[Favor]

Gracias

[Hijas de Zeus]

 

1.2. Un Nuevo Mandamiento en el “Nuevo Testamento”. (1Jn.2:7-8)

Yahushúa resumió toda la Ley (Toráh) en amar a Yahwéh con todo el corazón, con toda el alma y con todas las pertenencias, y amar al prójimo como a uno mismo (Lc.10:25-28, Mr.12:29-30). Una vez que el Mesías resucitó y ascendió al Padre, el Espíritu, a través del Yahujanan, describe estos mismos mandamientos de otra forma:

1 Juan 3:23
Y éste es su mandamiento: que creamos en el Nombre de su Hijo Yahushúa el Mesías y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.

Yahushúa es la imagen del Padre (Jn.14:9, 2Co.4:4, Cl.1:15) y el único camino hacia Él, por ende, es solo al creer en su Nombre y lo que él hizo por nosotros en el madero, que podemos recibir salvación y la justificación; lo cual es una prueba ante el cielo de que amamos a Yahwéh con todo nuestro ser, puesto que creemos en su Hijo unigénito, a quien envió. (Jn.5:22-23, 20:29)

1 Juan 2:22-23
¿Quién es el mentiroso [השקרן], sino el que niega que Yahushúa es el Mesías? Éste es el anticristo, pues niega al Padre y al Hijo. Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo tiene también al Padre.

Aquel que cree y confiesa el nombre de Yahushúa, tiene a Yahwéh en él, lo que significa que recibe el amor celestial, para así poder amar verdaderamente al prójimo, ya que Yahwéh es amor (1Jn.4:8, 4:16). Por lo tanto, si no tenemos a Yahushúa, no conocemos lo que es el verdadero amor.

Así que, para poder cumplir la Toráh correctamente y obtener la vida eterna, debemos simplemente:

- Creer en el Nombre de Yahushúa HaMashíaj (Amar al prójimo como a uno mismo).

Al confesar el nombre del Mesías, recibimos el espíritu de Yahwéh, el cual nos lleva a amar al prójimo. Esto significa, que al creer en el nombre de Yahushúa se cumple toda la Ley.

1.3. Dos Llaves para la Vida Eterna.

Existen dos maneras de recibir la vida eterna, una es a través de la creencia, la otra a través de la confesión del Nombre del Mesías, además de la fe en él por supuesto. Por ende, las personas que profesan creer en las Escrituras, pueden pertenecer a uno de dos grupos, los Muchos o los Pocos. Los Muchos son quienes entrarán al Reino como el Pueblo después de ser resucitados, mientras los Pocos son aquellos cuyos cuerpos serán transformados en un abrir y cerrar de ojos para entrar como Reyes, sin haber experimentado la muerte.

Romanos 10:9-10
Si confiesas con tu boca que Yahushúa es el Soberano y crees en tu corazón que Yahwéh lo levantó de entre los muertos, serás salvo, porque [1ro] con el corazón se cree para justicia, pero [2do] con la boca se confiesa para salvación.

Hoy en día, en la mayoría de congregaciones se enseña que la Salvación es algo que se ha dado desde que Yahushúa se manifestó, sin entender que únicamente es para el fin de los tiempos, ya que el hecho de que el Alma viva eternamente y no termine en el infierno, se cumple a través de la Justificación, que es lo que ha recibido todo aquel que creyó en el Mesías antes de morir; o sea, el recibir limpieza de pecados a través de su sangre.

Sin embargo, la Salvación se trata de pasar vivo a la dimensión eterna, sin experimentar la muerte. Como Paulus explica, aquellos que pertenezcan a la congregación escogida, cuando se cumplan las profecías del final, serán transformados en un abrir y cerrar de ojos, al ser arrebatados (1Co.15:51-52, 1Ts.4:16-18). Los versos que revelan este evento se han tomado para crear diferentes doctrinas falsas, como la del supuesto “Rapto”, la cual se explicará con más detalle posteriormente; por ahora, el punto es simplemente establecer el hecho de que la Salvación es algo que Yahwéh guardó para quienes viviesen en los últimos días:

1 Pedro 1:5
que sois guardados por el poder de Yahwéh, mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo final.

Entonces, las dos llaves para entrar al Reino de Yahwéh son: (Ap.1:18)

    1. Creer en la Muerte y Resurrección del Mesías. (Justificación) [Llave del Sheol]
    2. Confesar el Nombre del Mesías como Soberano. (Salvación) [Llave de la Muerte]

1.4. Dos Entradas a través del Martirio.

Así como hay dos llaves para entrar al Reino, de la misma manera han existido dos formas de morir para dar honor al Todopoderoso, que están directamente relacionadas con estas llaves, por lo que cualquiera que dé su vida por una de ellas, recibirá el Reino y entrará para gobernar con el Cordero (Ap.20:4).

Testimonio

La Palabra

Creer en el Mesías

Nombre del Mesías

Espíritu de Profecía

Espíritu de Verdad

(Ap.19:10)

(Ap.19:13, Jn.14:26)

 

Esto quiere decir, que además de los dos grupos ya mencionados, que son los Muchos y los Pocos (Mt.20:16, 22:14), también existe un grupo de Mártires, entre los cuales entran todos los profetas que fueron asesinados antes de la venida del Mesías y todos aquellos que han sido muertos por dar Testimonio del Hijo del Todopoderoso, quien vino a morir por nuestros pecados y resucitó. También se incluyen quienes mueren por dar a conocer su verdadero Nombre, mientras algunos por una mezcla de ambas razones, el Testimonio y la Palabra.

Un claro ejemplo de estos Mártires, son los 2 Testigos de Apocalipsis 11, que a pesar de venir a predicar la verdadera doctrina a través del Nombre y reunir a los Pocos escogidos, serán asesinados por la Bestia, después de predicar durante 3.5 años, tiempo en el que proclamarán que aquellos que crean y confiesen el Nombre no tendrán que morir nunca. Dicho evento, ocasionará que los incrédulos se burlen de ellos al verlos fallecer, lo cual interpretarán las Naciones como una señal de que predicaban mentira, mientras que para aquellos que conocen la Escritura y tienen el Espíritu de Verdad, su muerte será una señal que los identifica como los enviados de Yahwéh, para así confirmar que lo que predicaron estaría por terminar de cumplirse en cuestión de días a partir de sus muertes.

Grupos que entrarán al Reino:

  1. Los Pocos: son los Escogidos, quienes creen y confiesan el Nombre de Yahushúa, el Mesías, con sus bocas. Estos no experimentarán la muerte, sino que serán transformados durante la Cosecha, como el Trigo, al recibir un cuerpo nuevo y perfecto, para habitar en la dimensión eterna como Reyes. (Viven por su Fidelidad, son Salvos por Confesar y poner su Fe en practica)
  2. Los Muchos: son los Llamados, quienes creen en la muerte y resurrección del Mesías, pero no aceptan ni confiesan el Nombre del Padre y del Hijo. Estos buscan cumplir los mandamientos, pero por su rebelión en contra de la verdadera doctrina, no podrán ser Transformados durante la Cosecha, sino que como las Uvas al hacer el Vino, tendrán que morir en el lagar de la ira, durante la Gran Tribulación, para nacer de nuevo, al ser Justificados y por ende resucitados para vida eterna, como el Pueblo. (Mueren por Rebeldes, pero son Justificados por Creer)
  3. Los Mártires: son aquellos que entregaron sus vidas para dar honra al Todopoderoso y su Hijo, ya fuese predicando las Buenas Nuevas, que es el Testimonio, al declarar que el Mesías nos limpió de nuestros pecados a través de su sacrificio en el madero; o al predicar la Palabra, que es el verdadero Nombre del Hijo, para salvación de quienes lo confiesen. (Asesinados por Predicar la Verdad, Resucitados para Reinar)

1.5. Yahwéh era, es y será | La Bestia era, no es y será.

Ya que, como vimos en Isaías 14, la meta de Enemigo es tomar el lugar del Todopoderoso en los corazones de los hombres, su técnica es copiar todo lo que Yahwéh hace. Por supuesto, esto lo realiza a su manera, como un tipo de reflejo oscuro y físico, para engañar a las masas que no reconocen la luz y se dejan llevar por la carne en vez del espíritu, lo cual terminará apartándolos del Padre Todopoderoso, cuando el Enemigo tome control sobre la tierra por un periodo corto de tiempo

Apocalipsis 1:8
«Yo soy la Alef [א] y la Tav [ת], principio y fin», dice Yahwéh,
el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

Apocalipsis 17:8
La Bestia que has visto era y no es, y está para subir del abismo e ir a perdición. Los habitantes de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo, se asombrarán viendo la Bestia que era y no es, y será.

1.6. 7 Mensajeros y 7 Iglesias | 7 Cabezas y 7 Diademas.

De la misma forma que el Todopoderoso cuenta con 7 Congregaciones y 7 Emisarios, como líderes de las mismas; el Dragón es descrito con 7 Cabezas y 7 Diademas, que representan a 7 Emisarios Rebeldes con sus respectivos Gobiernos.

El número 7 es de suma importancia, ya que representa completitud, por lo que es el número de días que Yahwéh tomó para completar la creación y el número de milenios necesarios para que la humanidad entre a la eternidad. También representa el Shabat, que es el 7mo día y que a su vez es un reflejo del 7mo Milenio de Reposo. Además, simboliza un Arma, ya que hace referencia a los castigos de los últimos 7 años; así como también hace alusión a la Pureza y a la Esposa, la Mujer de Valor, que espiritualmente es la Congregación Escogida.

Apocalipsis 1:20
Respecto al misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candelabros de oro: las siete estrellas son los Mensajeros de las siete iglesias, y los siete candelabros que has visto son las siete congregaciones.

Apocalipsis 12:3
Otra señal también apareció en el cielo: un Gran Dragón escarlata que tenía siete cabezas [Ángeles Caídos] y diez cuernos, y en sus cabezas tenía siete diademas [Gobiernos].

1.7. El Sello de Yahwéh | La Marca de la Bestia.

Otra de estas copias del Enemigo, tiene que ver con la forma en la que serán identificados aquellos que siguen a Yahwéh y aquellos que siguen a la Bestia. Los Pocos tendrán un Sello Espiritual en sus Frentes (Mentes), que es el Nombre del Padre y del Hijo, para no ser dañados por ninguna de las plagas de los primeros tres años y medio, antes de ser llevados al lugar preparado; mientras los impíos que serán echados en el lago de fuego, tendrán una Marca Física en sus Cabezas o en sus Manos, para poder ser parte del Nuevo Orden Mundial y continuar comprando y vendiendo, pensando que ahí yace su seguridad. Los Muchos, por otro lado, estarán en el medio, ya que al no aceptar el Nombre verdadero para ser sellados por el Enviado de Yahwéh, serán muertos al no aceptar la Marca de la Bestia.

  1. Yahwéh: Nombre Verdadero
    Apocalipsis 7:3
    diciendo: «No hagáis daño a la tierra [creyentes] ni al mar [naciones] ni a los árboles [escogidos] hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Elohim

    Apocalipsis 14:1
    Después miré, y vi que el Cordero estaba de pie sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil [los Pocos] que tenían el Nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.
  1. Bestia: Nombre Falso
    Apocalipsis 13:16-17
    Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente, y que ninguno pudiera comprar ni vender, sino el que tuviera la marca o el nombre de la bestia o el número de su nombre.

    Apocalipsis 14:11
    El humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. No tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre

1.8. Dos Testigos de Yahwéh | Dos Bestias del Dragón.

Como ya se mencionó antes, en Apocalipsis 11 se habla de Dos Testigos que el Todopoderoso envía al mundo para predicar la verdad en el fin de los tiempos, mientras que el enemigo envía a Dos Bestias, que son dos entidades con su respectivo representante en la tierra, una para gobernar el mundo a través de la Política y otra para controlarlo a través de la Religión.

Yahwéh

Dragón

2 Testigos

2 Bestias

El Rey de reyes y su Profeta

Líder Mundial y Falso Profeta

como Moshé y EliYahu

como Nimrod y Balaam

(Ap.11)

(Ap.13)

 

1.9. Simbologia principal. [Llaves]

El libro de la Revelación (“Apocalipsis”) se encuentra lleno de símbolos y figuras que deben conocerse antes de poder entender lo que está escrito en sus páginas, de hecho estos símbolos son usados a través de toda la Escritura y por ende es ahí el único lugar donde podemos encontrar su significado, razón por la cual, para lograr comprender el Apocalipsis, hay que estudiar toda la Escritura desde el Génesis (Bereshit).

A continuación les presento una lista de símbolos con su respectivo significado, según lo que enseña la Escritura, que sirve como guía para comprender las diferentes parábolas, metáforas y reflejos proféticos que se encuentran a lo largo de la TaNaKh y el Brit HaJadasha. Básicamente, son llaves que abren el entendimiento de lo que se revela a través de la Escritura.

  1. Aceite = El Espíritu.
  2. Adulterio = Volver a la idolatría, después de haber pactado con la verdad.
  3. Árboles = Los Salvos que dan fruto al Creer y Confesar, sellados en sus frentes.
  4. Bestia de la Tierra = Gobierno Religioso que está sobre los Creyentes.
  5. Bestia del Mar = Gobierno Mundial que esta sobre las Naciones.
  6. Blanco = Pureza, Perfección.
  7. Caballo = Guerra.
  8. Cabezas = Autoridades Celestiales (como Ángeles Caídos).
  9. Candelabro = Doctrina de una congregación especifica.
  10. Comer lo sacrificado a ídolos = Creer y seguir falsas doctrinas.
  11. Convertir Agua en Sangre = Juicio, Castigo, Plagas (como Moshé y Aharón en Egipto).
  12. Convertir Agua en Vino = Misericordia, Salvación, Gozo, Redención (como Yahushúa).
  13. Copa de Ira = Plaga contra las Naciones Impías.
  14. Cordero = El Hijo Unigénito de Yahwéh que fue Sacrificado por nuestros Pecados.
  15. Corona = Reinado, Autoridad, Poder, Esplendor.
  16. Cuernos = Líderes Terrenales (como Presidentes).
  17. Detener la Lluvia = Autoridad para detener la Bendición y Revelación (como Eliyahu).
  18. Diademas = Gobiernos.
  19. Dragón = Serpiente Antigua = “Lucifer” = Satán = Enemigo | Diablo = Acusador.
  20. Espada = La Palabra de Yahwéh, nuestra Arma y Autoridad Espiritual.
  21. Escarlata = Pecado.
  22. Escorpión = Criatura con aguijón y veneno que causa un dolor insoportable.
  23. Estrellas = “Ángeles” = Emisarios = Enviados = Malakjim.
  24. Fornicación = Idolatría, adorar falsos poderosos y al falso Mesías que llaman Cristo.
  25. Frente = Mente.
  26. Fuego = Prueba = Tribulación.
  27. Fuego que sale de la Boca = Palabras con Autoridad Celestial en Guerra Espiritual.
  28. Hierro = Imperio Romano, Severidad.
  29. Higuera = Yahudáh (Líderes del Pueblo de Yahwéh).
  30. Imagen de la Bestia = Cuerpo “humano”, hecho para el espíritu del Dragón.
  31. Incienso = Oraciones y obras de los Apartados / Justos.
  32. Humo = Presencia | [+] La Nube de Estima | [-] Espíritus malignos del Abismo.
  33. Langostas = Ejercito numeroso que acaba con todo a su paso.
  34. Libación = Sacrificio de sangre inocente.
  35. Libro de la Vida = Donde están los Nombres de los que vivirán eternamente.
  36. Mano = Obras o Acciones | Poder | Castigo/Recompensa.
  37. Mar = Naciones que no creen en el Mesías, así que están bajo agua salada (Muerte).
  38. Marca de la Bestia = Espiritual: el Nombre Falso | Física: Chip Implantable.
  39. Medir = Juzgar.
  40. Miel = La Escritura (Toráh).
  41. Monte / Montaña = Reino.
  42. Mujer = Iglesia, Congregación.
  43. Negro = Oscuridad Espiritual, Hambre por la Verdad.
  44. Nubes = [+] Honor, Cubierta, Bendición y Ministerio | [-] Rebelión y Pecado.
  45. Oro = Reino Celestial.
  46. Ojos = Espíritus que vigilan.
  47. Olivo = Unción del Espíritu | Como tribu: Levi (los Kohanim).
  48. Palabra de Yahwéh = El Nombre de Su Hijo (Yahushúa) [Rev.19:13].
  49. Pálido / Amarillo = Enfermedad y Muerte.
  50. Ramera = Iglesia Falsa, que practica Idolatría y vende su Evangelio.
  51. Rojo = Sangre y Pecado.
  52. Ropa = Cuerpo.
  53. Ropas Blancas = Cuerpos perfectos sin la inclinación al mal, los Muchos Invitados.
  54. Ropas de Cilicio = Luto espiritual, harapos | Cuerpos rasgados.
  55. Ropas de Lino Finísimo = Ropas de los Reyes y Sacerdotes, los Pocos, la Esposa.
  56. Sello = Misterio, Cerrado | Abrir Sello = Revelación, dar inicio.
  57. Sellados = Escogidos.
  58. Semilla = La Palabra de Yahwéh = El Nombre Yahushúa.
  59. Tierra = Creyentes en el Hijo del Todopoderoso, pero no en su Nombre (Semilla).
  60. Trigo = Los Pocos Escogidos que serán parte del Templo, la Esposa del Mesías.
  61. Trompeta = Anuncio o Aviso, para reunirse para la Batalla o para Celebrar.
  62. Trono Blanco = El Último, sobre quien reposa Yahwéh y el Cordero Yahushúa.
  63. Uvas = Los Muchos llamados, quienes servirán en el Templo, invitados a las Bodas.
  64. Vara de Medir = Autoridad para Juzgar.
  65. Viento = Espíritu.
  66. Viña = El Pueblo de Yisrael.
  67. Virgen = Congregación Apartada, quienes en verdad siguen y esperan al Cordero.
  68. Zarza = Como tribu: Yahusef (José) | Como persona: el Testigo como Moshé.

1.10. Juicios de Yahwéh durante el Apocalipsis.

Al tomar en cuenta la importancia del número 7, no es de sorprenderse que Yahwéh haya decidido cerrar la historia con una semana de años, en la cual se cumplirán sus juicios contra los rebeldes que se encuentren entre las iglesias y después sobre los impíos que están entre las Naciones. Estas plagas se cumplirán en un tiempo de 7 años, que se dividen en: 7 Sellos, 7 Trompetas y 7 Copas de Ira.

7 Sellos

7 Trompetas

7 Copas de Ira

Juicio contra 1/4

Juicio contra 1/3

Juicio contra lo que queda

Los Elegidos son Sellados

Castigo de Creyentes Rebeldes

Castigo de las Naciones

 

Los juicios se manifestarán durante un periodo de 7 años, que se divide en dos partes:

1.10.1. 1ra Mitad. (3.5 Años) [La Ira del Cordero] {Ap.6:16}

Los 7 Sellos:

  1. [+] 2da Manifestación de Yahwéh en la Tierra, “2da Venida”. (Guerra Espiritual)
  2. [-] La 1ra Bestia, el Líder Mundial, inicia la 3ra Guerra Mundial. (Guerra Física)
  3. [-] Hambre Espiritual y Física. (Guerra contra la Revelación y Doctrina Verdadera)
  4. [-] Enfermedades y Muerte de todo tipo. (Guerra contra la Vida)
  5. [+] Se dan cuerpos nuevos a las almas de los Mártires que están en el Paraíso.
  6. [-] Inicio de la Ira del Cordero. (Catástrofe Mundial)
  7. [+] Las 7 Trompetas. (Anuncio Final para los Creyentes; inicia el llamado):
    7.1. [-] 1/3 de los Árboles y la Hierba. (Fuego y Granizo mezclados con Sangre)
    7.2. [-] 1/3 del Mar se hace Sangre, mueren criaturas. (Estrella cae de Día)
    7.3. [-] 1/3 de los Ríos se hacen Ajenjo, mueren hombres. (Estrella cae de Noche)
    7.4. [-] 1/3 del Sol, la Luna y las Estrellas se Oscurecen. (1/3 menos de Luz)
    7.5. [-] Ejercito hiere a los que no están Sellados por Yahwéh. (Tortura 5 Meses)
    7.6. [-] Ejercito mata 1/3 de las personas del Mundo. (Ejército Sobrenatural)
    7.7. [+] Trompeta Final durante la Cosecha. (Transformación de los Pocos)

[-] י = 10 [Mano Castigando | Plagas de Egipto (Mundo)]

[+] 4 = ד [Puerta Abierta para los Escogidos]

Como podemos observar, de los 7 Sellos y las 7 Trompetas, 10 son negativas y 4 positivas, lo cual muestra cómo los Dos Testigos, cuyo ministerio sucede los primeros tres años y medio, anuncian 10 plagas, al igual que Moshé y Aharón durante el Éxodo. De esta forma entendemos, cómo el Apocalipsis profetiza el 2do Éxodo, de la misma manera que Moshé y Aharón son un reflejo de los Dos Testigos del final de los tiempos.

La letra Yud ( י ), cuyo valor numérico es 10, representa una mano y por ende simboliza el castigo dado por la Mano de Yahwéh al mundo, que al igual que Egipto ha esclavizado a su pueblo, junto a los rebeldes que dicen creer en Él y seguirle, pero que en realidad van tras el Enemigo, al creer en doctrinas de demonios e idolatrar hombres y ángeles caídos. Finalmente, Yahwéh liberará a sus escogidos en el 2do Éxodo, durante la Cosecha, quienes pasarán a la eternidad sin morir, así como Yisrael pasó el Yardéin (“Jordán”) sin mojarse. Por otro lado, en el sentido positivo, la letra Yud hace alusión a la presencia del Testigo como Moshé, la Mano de Yahwéh, quien le entregará al pueblo elegido la correcta interpretación de la Toráh, en la cual se encuentran los 10 mandamientos que Yahwéh entregó en mano de Moshé.

El valor numérico de la letra Dalet (ד) es 4, ya que es la cuarta letra del Alef-Bet y representa una Puerta Abierta durante la primera mitad de los últimos 7 años, a través de la cual solo los Escogidos entrarán. De hecho, la letra simboliza al Mesías mismo, quien declaró ser la Puerta (Jn.10). Al sumar 10 + 4, obtenemos 14, que es el valor numérico del nombre David (דוד), lo cual nos muestra que durante la primera mitad de los últimos 7 años, en la que se cumplen los 7 Sellos y 7 Trompetas, se dará la manifestación de Yahwéh como el Último, la Rama de David, conocido también como el Renuevo (Is.11:1, Zc.3).

1.10.1.1. Los 3 Ayes. {Ap.8:13, 9:1-12, 11:1-14, 12:1-12}

Cerca del final de la primera mitad de los últimos 7 años, se cumplirán 3 duros castigos llamados “Ayes”, que sucederán de forma paralela a 3 trompetas, según lo anuncia un mensajero de Yahwéh.

Apocalipsis 8:13
Miré, y oí un Malak que volaba en medio del cielo y decía a gran voz: «¡Ay, ay, ay de los que habitan en la tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para tocar los tres mensajeros!»

  1. 1. 5ta Trompeta [5 Meses de tortura para quienes no están sellados por Yahwéh].
  2. 2. Un Gran Terremoto después de la Resurrección de los Dos Testigos.
  3. 3. La Caída del Dragón a la tierra, quien se presentará como el Cristo.

1.10.2. 2da Mitad. (3.5 Años) [La Ira de Yahwéh] {Ap.14:19, 15:1-7, 16:1-19, 19:15}

Las 7 Copas de Ira (Plagas Postreras):

  1. 1. [-] Una úlcera maligna sobre todos los que tienen la Marca de la Bestia.
  2. 2. [-] El Mar entero se vuelve sangre y toda criatura en él muere.
  3. 3. [-] Todas las fuentes de los Ríos se vuelven sangre, por la sangre derramada.
  4. 4. [-] El Sol quema a los hombres con su calor. (“Diluvio” de Fuego)
  5. 5. [-] El reino de la Bestia es cubierto por Tinieblas.
  6. 6. [-] El Agua del Éufrates se seca para la Guerra de HarMeguido.
  7. 7. [-] El Terremoto más grande de la historia y caída de Granizo de más de 30 kg.

[-] 7 = ז [Espada | Plenitud del Castigo de las Naciones]

La letra Hebrea cuyo valor es 7 se llama “Zain” (ז), y representa, entre otras cosas, una espada, lo cual nos indica en éste contexto, que las 7 Plagas Postreras son la completitud del Castigo en contra de todas las Naciones a las cuales Elohim dio 7 mandamientos, a través de Nóaj (“Noé”). En un sentido positivo, representa a la Esposa, que es la Congregación Escogida, quien finalmente se unirá al Mesías durante las Bodas del Cordero, antes de la guerra de HarMeguido.